Afecta Trump al Ejército para su propio beneficio político

Una ley que permite a los presidentes tomar dinero militar para emergencias, informó CNN

El Diario de Juárez
sábado, 07 septiembre 2019 | 21:44
|

Washington— En esta semana, el presidente Donald Trump podría haber utilizado su espectáculo del marcador Sharpie  para distraernos de un enojo mucho más grande, publicó CNN.
La administración de Trump está tomando 3 mil 600 millones de dólares de proyectos aprobados para el Ejército para pagar parte del muro.
Así es, ese muro del que en una ocasión Trump dijo que México lo pagaría.
El secretario de la Defensa Mark Esper autorizó formalmente la desviación de esos fondos lo cual es indignante en muchos frentes y es difícil saber por dónde empezar.
El muro es una fantasía conjurada por Trump para ser electo.  Aunque Trump le ha atribuido al muro unos poderes casi míticos, muchos expertos dicen que hará poco para detener el flujo actual de migrantes de Centroamérica, que usualmente se entregan voluntariamente a las autoridades para buscar asilo, en lugar de tratar de entrar al país sin ser detectados.
Trump les contó a los votantes del 2016 una historia de terror, dijo que Estados Unidos estaba siendo invadido por violadores, narcotraficantes y otros criminales que “amenazaban” a nuestro país. 

Trump está haciendo esto mediante el uso de una ley que permite a los presidentes tomar dinero militar para emergencias. Si bien muchos presidentes han utilizado la Ley Nacional de Emergencias desde su promulgación en 1976, ningún otro presidente la ha utilizado para eludir la negativa del Congreso a financiar un proyecto favorito. Un cierto sistema de honor impidió a las administraciones anteriores abusar del poder de declarar emergencias nacionales. Pero parece que hay una escasez de honor en la Oficina Oval en estos días, donde las decisiones que afectan el interés nacional se contaminan habitualmente por el interés del Presidente.

Cuando Trump anunció que estaba declarando una emergencia nacional en la frontera, admitió: "Podría hacer el muro durante un período de tiempo más largo. No necesitaba hacerlo. Pero prefiero hacerlo mucho más rápido".

La verdadera crisis para el presidente puede ser que no ha podido producir el muro fronterizo después de casi tres años en el cargo. A pesar de una mayoría republicana servil tanto en la Cámara como en el Senado durante dos de esos años, Trump no ha podido entregar la pieza central de su promesa de campaña a sus principales partidarios.