Adolescente de Oklahoma planeaba 'dispararle a 400 personas por diversión'

La Policía encontró un AK-47 en su habitación

El Diario de Juárez
martes, 17 septiembre 2019 | 10:25
|

McAlester.- Alexis Wilson estaba trabajando en el turno de la tarde en el Pizza Inn en McAlester, Oklahoma, el domingo, cuando apartó a una compañera de trabajo para presumir sobre su nueva arma.

La adolescente de 18 años con grandes ojos marrones tomó su iPhone y le mostró un video de ella disparando una AK-47 que recién había comprado, según un informe del incidente. Luego Wilson le dijo a la otra mesera cuánto le molestaba la gente de su antigua escuela, y supuestamente agregó que quería “dispararle a 400 personas por diversión”, informó The Washington Post.

La escalofriante conversación sacudió a la compañera de trabajo de Wilson, y lo reportó a un gerente, quien llamó a la Policía de McAlester.

El lunes, la Oficina del Sheriff del Condado de Pittsburg dijo que Wilson fue acusada de un delito grave por hacer una amenaza terrorista contra McAlester High School.

“En estos tiempos, no se pueden decir cosas así”, dijo el sheriff del condado de Pittsburg, Chris Morris, a KTUL. “Lo tomaremos en serio e investigaremos al máximo y haremos un arresto si es posible porque no queremos que se comete ningún tiroteo contra nuestras escuelas, nadie quiere eso”.

Wilson se declaró inocente. Su abogado no respondió de inmediato una solicitud para dar un comentario.

La adolescente de 5 pies con 7 pulgadas (1.70 metros) de estatura de cara inocente es una anomalía ya que es poco común que se sospeche que una mujer esté supuestamente planeando un tiroteo masivo, pero la Policía describió el hecho como una amenaza grave.

“Una mujer puede apretar el gatillo tan fácilmente como un hombre”, dijo Morris a KTUL el lunes. “Es raro, es diferente. No sé si ha habido una mujer acusada de esto”.

Los casos de mujeres que perpetran tiroteos masivos en escuelas son poco comunes, pero no han pasado desapercibidos. Una de estos casos fue el de Brenda Spencer, de 16 años, quien abrió fuego contra una escuela primaria en 1979 a través de la ventana de su casa, matando a dos adultos e hiriendo a ocho niños y a un oficial de Policía. Spencer se hizo infame por el motivo que le ofreció a un periodista que la llamó durante el ataque. “No me gustan los lunes”, dijo. “Esto anima el día”.