Estados Unidos

Admite Trump que se agota equipo de protección

El mandatario además advirtió a los estadounidenses que se preparen para 'dos semanas infernales'

Associated Press

Associated Press

jueves, 02 abril 2020 | 06:00

Washington— El presidente Donald Trump reconoció que las reservas federales de equipo de protección personal que utilizan médicos y enfermeras para resguardarse del nuevo coronavirus están casi agotadas.

“Así es”, Trump dijo ayer miércoles a la prensa en sesión informativa, “porque lo estamos enviando directamente a los hospitales”.

Trump dijo que las reservas cuentan con casi 10 mil respiradores, pero que el Gobierno los maneja estrictamente para que se puedan enviar con rapidez a los estados que los necesiten. Señaló que su Gobierno aceptó distribuir mil respiradores.

“Debemos tener la flexibilidad de enviar los respiradores a donde vaya el virus”, agregó.

‘Se vienen dos semanas infernales’

El mandatario además advirtió a los estadounidenses que se preparen para “dos semanas infernales”, con una proyección de 100 mil a 240 mil muertes en el país debido a la pandemia de coronavirus, aunque se respeten las normas de distanciamiento social.

Funcionarios de salud pública afirmaron el martes que las cifras podrían ser menores si la gente en todo el país se empeña en mantener la distancia unos de otros.

“Creemos realmente que nos puede ir mucho mejor”, dijo la coordinadora del equipo de la Casa Blanca de respuesta al coronavirus, doctora Deborah Birx. Para ello, todos deben asumir con seriedad su papel en la prevención de la enfermedad, añadió.

El doctor Anthony Fauci, el principal experto del Gobierno en enfermedades infecciosas, dijo que “es una cifra que debemos tener en cuenta, pero no necesariamente considerarla inevitable”.

Trump dijo que era “cuestión de vida o muerte” que todos acaten las normas del Gobierno y pronosticó que pronto se verá una “luz al final del túnel”. La pandemia ha infectado a casi 190 mil personas en el país y causado más de 4 mil muertes, de acuerdo con cifras recabadas por la Universidad Johns Hopkins.

“Quiero que todo estadounidense esté preparado para los días oscuros que nos aguardan”, dijo Trump. “Serán dos o tres de las semanas más duras que haya vivido el país. Perderemos a miles de personas”.

Estas proyecciones anonadadoras fueron expuestas durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca que duró dos horas. Las autoridades describieron una cifra de muertes que aún en el mejor de los casos superarían las más de 53 mil muertes estadounidenses de la Primera Guerra Mundial. En el peor de los casos se acercaría a las 291 mil bajas sufridas en los campos de batalla de la segunda gran guerra.

“No hay panaceas”, dijo Birx. “No hay vacunas ni remedios mágicos. Sólo las conductas. Cada una de nuestras conductas, que se traducen en algo que altera el rumbo de esta pandemia viral”.