PUBLICIDAD

Estados Unidos

Acusan racismo en sistema de bienestar infantil de Nueva York

Durante décadas, las familias afroamericanas se han quejado de que la agencia tiene prejuicios en su contra y muchos de los propios empleados están de acuerdo

The New York Times

martes, 22 noviembre 2022 | 09:20

The New York Times

PUBLICIDAD

Nueva York.- Durante décadas, las familias afroamericanas se han quejado de que la agencia de bienestar infantil de la ciudad, la Administración de Servicios para Niños, tiene prejuicios en su contra.

Resulta que muchos de los propios empleados de la agencia están de acuerdo, según una auditoría de equidad racial que la agencia encargó, pero nunca hizo pública.

PUBLICIDAD

Un informe preliminar, basado en una encuesta de 2020 de más de 50 trabajadores sociales de primera línea afroamericanos e hispanos y gerentes de agencias en Brooklyn y el Bronx, junto con muchos padres y defensores, describió un "sistema depredador que apunta específicamente a los padres afroamericanos e hispanos" y los somete a “un nivel diferente de escrutinio”.

En el sistema de bienestar infantil de Nueva York, donde las familias afroamericanas tienen siete veces más probabilidades que las familias blancas de ser acusadas de maltrato infantil y 13 veces más probabilidades de que les quiten a sus hijos, “la raza opera como un indicador de riesgo”, concluyó el informe.

La encuesta expuso problemas profundamente arraigados que afligen a una agencia que debe equilibrar la protección de la seguridad de los niños y el respeto a la autonomía de las familias.

La falta de detección de signos de abuso grave puede tener consecuencias trágicas, como lo demostró una serie de golpizas fatales el año pasado en familias conocidas por la agencia.

Pero las familias encuentran que las investigaciones de bienestar infantil son profundamente perturbadoras, humillantes e incluso traumáticas. Los trabajadores sociales que realizan visitas sin previo aviso revisan a los niños en busca de moretones y miran en los refrigeradores y alrededor de las casas en busca de signos de mala crianza. Un trabajador en la encuesta comparó la experiencia con ser detenido y registrado durante 60 días.

Para las familias pobres que entran en la órbita de la agencia, que son abrumadoramente afroamericanas e hispanas, los síntomas de pobreza con frecuencia se castigan como signos de negligencia, encontró la encuesta.

Debido a que la pobreza se correlaciona con tasas más altas de abandono y abuso, es difícil decir hasta qué punto las disparidades en el sistema pueden estar directamente relacionadas con el ingreso o la raza.

Pero según la encuesta, los trabajadores de la agencia y otros participantes dijeron que, en lugar de partir de una presunción de inocencia, “los padres afroamericanos e hispanos son tratados en cada momento como si no fueran padres competentes capaces de brindar un cuidado aceptable a sus hijos”.

Los trabajadores sociales dijeron que se sintieron presionados para abrirse camino en los hogares de las personas y no decirles a los padres sus derechos. Se “sienten cómplices del daño que la agencia puede causar a familias afroamericanas e hispanas” e impotentes para cambiar el sistema, según el informe. La mayoría de los trabajadores sociales son afroamericanos, al igual que la mayoría de los líderes en la División de Protección Infantil de la agencia, dijo la agencia.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

close
search