Estados Unidos

Acusan a hombre de envenenar cereal de su esposa con heroína

Ni sus amigos más cercanos ni sus compañeros de trabajo estaban enterados de que Christina Ann-Thompson utilizara drogas

El Diario de Juárez

miércoles, 28 agosto 2019 | 08:49

Washington.- El cereal seguía apareciendo en el relato de Jason Harris sobre la muerte inusual de su esposa, pero durante años, nadie sabía cómo esa pieza encajaba en el rompecabezas.

La vecina que encontró su cuerpo fue la primera en enterarse de ello. Jason la llamó la mañana del 29 de septiembre del 2014, diciendo que estaba preocupado por su esposa, Christina Ann-Thompson Harris, y se preguntó si la vecina podría hacerle una visita para ver cómo estaba. Christina tosía y dormía inquieta cuando él salió de la casa en Davison, Michigan, esa mañana, dijo. La noche anterior, ella se había sentido débil pero tenía hambre, y él le sirvió un tazón de cereal. Ella trató de comérselo, dijo, hasta que dejó caer el tazón al suelo y se cayó de la silla, desmayándose. Cuando la vecina fue a verla, la encontró en la cama donde Jason la había dejado, publicó The Washington Post.

Christina, de 36 años, y una madre de dos hijos, estaba muerta.

Pero la autopsia solo plantearía más preguntas que respuestas. La oficina del médico forense del condado de Genesee dictaminó al mes siguiente que Christina murió de una sobredosis accidental por heroína.

Ni sus amigos más cercanos ni sus compañeros de trabajo en la ubicación del metro que ella estaban enterados de que Christina utilizara drogas, y mucho menos heroína, dijo el fiscal del condado de Genesee, David Leyton, en una conferencia de prensa el martes. La madre todavía estaba amamantando al bebé de 4 meses de la pareja, dijo Leyton, e incluso Jason le dijo a la policía que era muy cuidadosa con las substancias que ella ingería. Se suponía que debía ir a una cita con su ginecólogo esa mañana, entonces, ¿por qué se drogaría con heroína?

La policía no tampoco estaba convencida de que Christina estuviera usando drogas, por lo que mantuvo abierto el caso. Ahora, después de cinco años de investigación, las autoridades dicen que finalmente saben lo que realmente mató a Christina: el tazón de cereal, el cual su esposo envenenó con heroína.

El martes, Jason fue arrestado en la misma casa donde Christina murió y acusado de asesinato premeditado en primer grado, solicitud de asesinato y entrega de una sustancia controlada que causa la muerte. Leyton dijo que los investigadores analizaron la leche materna de Christina, que fue recuperada en la casa de sus padres en tres paquetes de plástico y que se mantuvo congelada durante años, y “en cada caso”, dijo, “no se encontró ninguna substancia controlada”.