Acusa Sanders a centro liberal de difamar a candidatos progresistas

'Esta contraproducente campaña negativa tiene que acabar', escribió el aspirante presidencial demócrata

The New York Times
domingo, 14 abril 2019 | 11:58

Washington.- El senador Bernie Sanders acusó a un centro de investigaciones liberal de socavar las posibilidades demócratas de recuperar la Casa Blanca en el 2020 “usando sus recursos para difamarlo” a él y a otros precandidatos que impulsan políticas progresistas.

Las críticas sobre el Centro para el Progreso Estadounidense, hechas el sábado por Sanders en misiva obtenida por el New Yotk Times, reflejan la batalla ideológica en ciernes entre en el interior del Partido Demócrata y amenazan con volver a abrir las heridas de las primarias del 2016 entre él y los aliados de Hillary Clinton. En la carta se ventilan las críticas compartidas por los seguidores de Sanders: que el centro de investigaciones, el cual tiene nexos estrechos con Clinton y el institucionalismo del Partido Demócrata, está comprometido con donadores de la iniciativa privada y ha tomado medidas a efecto de aplastar el movimiento a la izquierda registrado en el partido que Sanders encabeza parcialmente.

“Esta contraproducente campaña negativa tiene que acabar”, escribió Sanders al Centro para el Progreso Estadounidense y su grupo hermano, el Centro por el Fondo de Acción Progresiva Estadounidense. “Las primarias demócratas deben ser una campaña sobre ideas, no de difamaciones de mala fe. Por favor contribuyan a llevar a cabo una función constructiva en el esfuerzo por derrotar a Donald Trump”.

Sanders envió la misiva días después de que en un sitio de internet manejado por el fondo para la acción, ThinkProgress, se sugiriera que los ataques del senador contra la desigualdad de ingresos eran hipócritas en vista de su fortuna personal cada vez mayor. La carta equivale a advertir al institucionalismo demócrata que Sanders —quien durante su campaña sigue criticando a los miembros del partido— no permitirá que se repitan las primarias del 2016, cuando él y sus seguidores creen que los líderes y aliados partidistas tomaron medidas a fin de negarle la candidatura demócrata.