Activista invitó a ICE a reunión comunitaria, ahora enfrenta la deportación

Roland Gramajo, un empresario de Houston, se encuentra bajo custodia federal

The New York Times
martes, 10 septiembre 2019 | 09:49
The New York Times |

Houston.- En agosto, Roland Gramajo, un empresario de Houston y destacado defensor de la comunidad guatemalteca local, ayudó a organizar una reunión en el ayuntamiento para apaciguar los temores sobre las recientes redadas federales de inmigración.

Invitó a activistas comunitarios de todo el país. También invitó a miembros del Congreso. Incluso invitó a funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a hablar sobre cuáles eran los derechos de las personas si llegaban a tener un encuentro con las autoridades.

Pero tres semanas después de la reunión, es Gramajo quien enfrenta la deportación. Fue arrestado cerca de su casa el jueves pasado, algo que sorprendió a su familia y reavivó las preocupaciones de que la administración Trump ha puesto en la mira a activistas y defensores de los inmigrantes como parte de sus medidas represivas contra la inmigración ilegal.

Gramajo había estado viviendo en el país de manera ilegal, criando a sus cinco hijos, dirigiendo un negocio en Houston y ayudando a otros inmigrantes con algunas traducciones, sin tener contacto alguno con ICE durante unos 15 años. El año pasado, el Ayuntamiento de Houston elogió formalmente a Gramajo por ser un “líder sobresaliente”.

Ahora, muchos se preguntan si no fue la petición que Gramajo hizo a ICE lo que atrajo el escrutinio de la agencia.

“Este es el problema con las políticas de esta administración”, dijo Raed González, abogado que representa a Gramajo. “Sin discreción. ¿Por qué no va tras los narcotraficantes? Simplemente no tiene ningún sentido aprehender a este tipo que está trabajando y pagando impuestos y que tiene una familia”.

El caso fue reportado por primera vez por The Houston Chronicle.

Un giro inusual en el caso de Gramajo, es que hubo informes de la reunión comunitaria del 18 de agosto de que tres hombres que parecían estar fuera de lugar tomaron fotos de Gramajo, levantando sospechas de que ICE, de hecho, había asistido a la reunión en secreto.

ICE dijo en un comunicado el domingo que sus agentes no asistieron a la reunión en agosto “ya fuera de manera oficial o informal”.