Estados Unidos

Acelera Biden estrategia en virus y economía

Se prepara también para negociar otro estímulo económico en el Congreso

The Washington Post

The Washington Post

lunes, 09 noviembre 2020 | 06:00

Washington— El presidente electo Joe Biden y sus asesores planean esta semana demostrar una estrategia mucho más asertiva contra el coronavirus que la del presidente Donald Trump, y Biden podría asumir un papel más proactivo en las próximas semanas en las negociaciones del Congreso sobre un paquete de estímulo económico.

Las propuestas de Biden, algunas de las cuales se publicaron en su nuevo sitio web de transición, incluyen el objetivo de asegurar fondos para aumentar las pruebas de coronavirus, adquirir equipo de protección adicional, como máscaras y batas, e invertir 25 mil millones de dólares en la fabricación y distribución de vacunas.

Los asistentes de Biden, argumentando que reconocen que Estados Unidos tiene un presidente a la vez, esperan aprovechar el impulso de su victoria para señalar una acción decisiva en las principales crisis que azotan a la nación. Sin embargo, eso podría complicarse por la negativa de Trump a ceder y el hecho de que algunos estados aún están finalizando sus recuentos de votos.

Los preparativos de Biden se producen cuando algunos republicanos dijeron que continuarán desafiando los resultados que muestran que Biden ha conquistado la Casa Blanca. Los líderes republicanos, como el de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, aún no han reconocido públicamente la victoria de Biden.

Bush lo felicita

En una medida que parecía diseñada para alentar a más republicanos a aceptar el resultado de las elecciones, el ex presidente George W. Bush anunció el domingo que había llamado a Biden, así como a la vicepresidenta electa Kamala Harris, para felicitarlos por su victoria.

“Aunque tenemos diferencias políticas, sé que Joe Biden es un buen hombre, que ha ganado la oportunidad de liderar y unificar nuestro país”, dijo Bush en un comunicado. “Le ofrecí lo mismo que le ofrecí a los presidentes Trump y Obama: mis oraciones por su éxito y mi promesa de ayudar en todo lo que pueda”.

Si bien dijo que Trump tiene derecho a presentar cualquier impugnación legal, Bush dejó en claro que, en su opinión, “el pueblo estadounidense puede confiar en que esta elección fue fundamentalmente justa, se mantendrá su integridad y su resultado es claro”.

Biden hizo varias llamadas el domingo, según los asesores, pero pasó gran parte del día relajándose con su familia. Asistió a un servicio religioso en su parroquia local, caminando por el cementerio donde está enterrado su hijo Beau, quien murió en 2015 de cáncer cerebral, pero no hizo apariciones públicas.

Al mismo tiempo, los planes de su equipo para una nueva administración avanzaban agresivamente. Durante meses, un grupo de asesores ha estado ejecutando un esfuerzo de transición incipiente, reuniéndose con funcionarios de la administración Trump y preparando listas de posibles empleados. El propio Biden, sin embargo, en general no se ha involucrado directamente en ese proceso.