Estados Unidos

Abogados de Trump suben al escenario para defender su caso

La defensa ha dejado en claro su posición de que las personas responsables de los disturbios son las que realmente asaltaron el edificio

Associated Press / Abogados de Donald Trump

Associated Press

viernes, 12 febrero 2021 | 10:18

Washington— Después de un juicio basado en imágenes emotivas y violentas del asedio al Capitolio, el juicio político de Donald Trump se traslada este viernes a los abogados defensores preparados para hacer una concesión fundamental: la violencia fue tan traumática, inaceptable e ilegal como los demócratas dicen.

Pero, dirán, Trump no la ordenó.

Reconocer los horrores del día de enero tiene como objetivo mitigar el impacto visceral del caso de los demócratas de la Cámara y girar rápidamente hacia lo que los defensores de Trump ven como el tema central, y más ganable, del juicio: si Trump puede ser considerado responsable de incitar al motín mortal del 6 de enero.

Es probable que el argumento atraiga a los senadores republicanos que condenan la violencia, pero no condenan al presidente.

"No han vinculado de ninguna manera a Trump", dijo a los periodistas David Schoen, uno de los abogados del presidente, cerca del final de dos días completos de argumentos de los demócratas destinados a hacer precisamente eso.

Dio una vista previa de la esencia de su argumento el pasado martes y les dijo a los miembros del jurado del Senado: “No necesitan mostrarles películas del motín que ocurrió aquí. Nosotros estipularemos que sucedió y ustedes saben todo al respecto".

Tanto en presentaciones legales como en argumentos de esta semana, los abogados de Trump han dejado en claro su posición de que las personas responsables de los disturbios son las que realmente asaltaron el edificio y que ahora están siendo procesadas por el Departamento de Justicia.

Anticipando los esfuerzos de la defensa para desenredar la retórica de Trump de las acciones de los alborotadores, los administradores del juicio político pasaron días tratando de fusionarlos a través de una reconstrucción de imágenes de video nunca vistas, junto con clips de los meses de instancias del presidente a sus partidarios a deshacer los resultados de las elecciones.

Los demócratas, que concluyeron su caso ayer, jueves, utilizaron los propios videos y palabras de los alborotadores del 6 de enero para tratar de responsabilizar a Trump. “Fuimos invitados aquí”, dijo un invasor del Capitolio. “Trump nos envió”, dijo otro. "Él estará feliz. Estamos luchando por Trump".

El objetivo de los fiscales era presentar a Trump no como un espectador, sino como el "incitador en jefe" que difundió falsedades electorales, luego alentó a los partidarios a desafiar los resultados en Washington y avivó el descontento con la retórica sobre la lucha y la recuperación del país.