Estados Unidos

Abogada de Harvey Weinstein piensa que movimiento #MeToo es 'peligroso'

'No podemos tener movimientos que nos despojen de nuestros derechos fundamentales', dijo Donna Rotunno desatando las críticas de feministas

The New York Times

The New York Times

martes, 14 enero 2020 | 10:57

Nueva York.- Había pasado aproximadamente una hora en el juicio por violación de Harvey Weinstein cuando su principal abogada defensora fue atacada. La fiscal calificó un reciente bombardeo mediático, el cual tenía la intención de desacreditar a las acusadores de  Weinstein, de ser “una abominación" y le pidió al juez que lo pusiera fin con una orden de mordaza.

Pero la abogada defensora, Donna Rotunno, arremetió contra la fiscal, Joan Illuzzi.

“La Sra. Illuzzi viene a este tribunal y llama a mi cliente un depredador y luego tiene el descaro de decir que yo no debería hablar sobre este caso”, dijo Rotunno. “Ella quiere que todos condenen al Sr. Weinstein antes de que cualquier evidencia sea presentada en esta corte”.

Mucho antes de que una avalancha de acusaciones contra Weinstein desencadenara un juicio global contra el acoso sexual, Rotunno estaba construyendo una carrera como abogada penal en Chicago con una especialidad inusual: defender a hombres acusados de delitos sexuales.

A medida que el movimiento #MeToo crecía, ella adoptó el papel contrario, argumentando que una manifestación pública para condenar a hombres acusados de conducta sexual inapropiada y agresión estaba destrozando reputaciones y carreras sin el debido proceso. Incluso si el movimiento hubiera ayudado a la causa feminista, dijo, tuvo un precio demasiado alto.

“Si tenemos 500 aspectos positivos que provienen de un movimiento, pero un solo aspecto negativo es el que te despoja de tu derecho al debido proceso y un juicio justo, y la presunción de inocencia, entonces, para mí, ninguna de esas cosas puede superar el uno malo”, dijo en una entrevista. “No podemos tener movimientos que nos despojen de nuestros derechos fundamentales”.

Weinstein, quien no ocultó el deseo de elegir a una mujer como su defensora en la corte, le pidió a Rotunno que liderara a su equipo de defensa en mayo, luego de separarse de dos grupos de abogados liderados por hombres.

Desde entonces, Rotunno se ha convertido en una paradójica y polémica figura, que ha decidido defender a un hombre vilipendiado por muchas mujeres como la encarnación del chovinismo y la mala conducta sexual.