Estados Unidos

A falta de testigos, usan demócratas las propias palabras de Trump en su contra

Los gerentes han ofrecido al presidente como el testigo más condenatorio contra sí mismo, citando sus comentarios públicos y discusiones privadas

Associated Press

The New York Times

viernes, 24 enero 2020 | 10:00

Washington.- Los gerentes de la Cámara que procesan al presidente Trump por severos delitos menores no han logrado convencer a los republicanos del Senado para que les permitan llamar a nuevos testigos en el juicio político. Pero a su manera, han encontrado un testigo estrella que pueden convocar: el propio Trump.

En este punto, a quienes se les ha impedido presentar testimonios en vivo, los gerentes han ofrecido al presidente como el testigo más condenatorio contra sí mismo, usando sus propias palabras en su contra citando sus comentarios públicos, relatos de discusiones privadas y mostrando videoclips de él haciendo audacias declaraciones que según el equipo de la Cámara validan su caso.

Gracias a pantallas instaladas frente a los senadores, la voz de Trump ha resonado en repetidas ocasiones en la cámara del Senado en los últimos tres días. Allí estaba en el Jardín del Ala Sur de la Casa Blanca, pidiendo públicamente a Ucrania que investigara a un rival de campaña, el ex vicepresidente Joseph R. Biden Jr. Allí estaba instando a China a perseguir también al Biden. Allí estaba declarando que recurriría voluntariamente la ayuda extranjera para ganar una elección. Y allí estaba en el 2016 pidiendo a Rusia que hackeara el correo electrónico de Hillary Clinton.

La estrategia busca aprovechar el enfoque sorprendentemente sin filtro de la política de Trump, lo que lo ha llevado a decir una y otra vez abiertamente cosas que otros presidentes no dirían al tener una amplia comprensión de los límites tradicionales de Washington.

En efecto, los gerentes están aprovechando la propia inclinación del presidente por anunciar sus motivaciones sin una aparente consideración de sí mismo. Al mismo tiempo, los gerentes desafían a los senadores a que reconozcan en Trump lo que realmente lo motivó a presionar a Ucrania para anunciar investigaciones en torno a Biden y otros demócratas.

Mientras que los abogados de Trump argumentan que estaba legítimamente preocupado por la corrupción en Ucrania cuando retuvo casi 400 millones de dólares en ayuda de seguridad a la ex república soviética, el Representante Adam B. Schiff de California y los otros demócratas de la Cámara de Representantes en el equipo de gerentes han citado las propias palabras del presidente para sostener que solo le importaba perjudicar a sus rivales nacionales.