string(49) "El-agente-que-capturo-a-El-Chapo-20190116-1465998"
Estados Unidos

El agente que capturó a 'El Chapo'

Testifica oficial de la DEA; actuaban a escondidas de la mayoría de las policías en México por corrupción

Associated Press
miércoles, 16 enero 2019 | 16:29

Nueva York — Un agente de la agencia antidrogas estadounidense que formó parte del equipo que capturó a Joaquín “El Chapo” Guzmán en el 2014 narró el miércoles una operación realizada junto a marines mexicanos para arrestar al narco Ismael “El Mayo” Zambada en la que se excluyó a la policía federal mexicana debido a su alto “nivel de corrupción”.

Víctor Vázquez, un agente de la DEA nacido en México, testificó que ésta fue la primera vez que Estados Unidos se unía exclusivamente a marines mexicanos y no informaba a la policía federal o local mexicana de la operación, ocurrida cerca de Culiacán.

“El nivel de corrupción, simplemente, no iba a funcionar”, dijo Vázquez en inglés, en referencia a la policía.

Zambada sigue libre y está considerado como un alto cargo en el cartel de Sinaloa. Vázquez dijo que él estaba presente cuando Guzmán fue arrestado en el 2014 pero el miércoles tan sólo habló del primer objetivo de la operación: Atrapar a “El Mayo”, a quien no se logró detener.

Tras fracasar la operación se siguió buscando a Zambada durante dos días. Dos asociados de Zambada fueron arrestados.

Vázquez explicó que la DEA y los marines mexicanos establecieron su base en La Paz, en Baja California del Sur, ya que no podían estar en Culiacán, una zona que el agente describió como “la boca del lobo”.

“Eso es entrar en el área del cartel más poderoso del mundo”, dijo.

Estuvieron allí un mes hasta que en febrero del 2014 viajaron en cuatro helicópteros y camionetas hasta Culiacán. Eran aproximadamente 100 hombres y entraron al rancho de Zambada de noche.

Tras su primera huída, “El Chapo” fue arrestado en el 2014 y se escapó por un túnel de la cárcel mexicana donde se encontraba en el 2015. Un año después volvió a ser arrestado y extraditado a Estados Unidos en el 2017.

Guzmán, uno de los narcotraficantes más conocidos que existen y exlíder del cartel de Sinaloa, se ha declarado inocente de supuestamente acumular una fortuna multimillonaria a través del tráfico de toneladas de cocaína y otras drogas desde México a Estados Unidos. De ser encontrado culpable enfrentaría una posible sentencia a cadena perpetua. Guzmán enfrenta 11 cargos, que incluyen delito por tráfico de drogas, por tráfico de armas, por lavado de dinero y por participación en empresa criminal.

El testimonio de Vázquez siguió al del exnarcotraficante colombiano Alex Cifuentes, quien llegó a vivir en las montañas junto a Guzmán, mientras éste se escondía de las autoridades.

Cifuentes dijo que su familia, dedicada al narcotráfico en Colombia, pagó “una mensualidad” al general Oscar Naranjo, exvicepresidente del país y exdirector de la Policía Nacional del país. El pago, que no se especificó, era supuestamente para proteger a la familia, dijo Cifuentes. Naranjo negó por Twitter haber recibido ningún pago.

“Como Director de la Policía visibilicé ante la opinión pública la actividad criminal de los Cifuentes Villa y lideré la articulación interinstitucional e internacional para desmontar esa estructura. Hechos irrefutables que destruyen la mentira del narcotraficante Alex Cifuentes”, dijo Naranjo en la red social.

Naranjo también dijo que si él hubiera protegido a la familia Cifuentes “jamás habríamos capturado y extraditado a Dolly Cifuentes, hermana suya, mientras yo era el Director de la Policía”.

Por otro lado, Cifuentes también explicó el miércoles por la mañana que Guzmán narró durante una entrevista en 2012, hecha para la película que quería hacer sobre su vida, que fue arrestado por el ejército mexicano en el estado de Nayarit y torturado a través del uso de un helicóptero.

El testigo dijo que estuvo presente en la entrevista que un productor le hizo a “El Chapo” y en la que Guzmán explicó que miembros del ejército le “machucaron” las manos con la culata de rifles de asalto. Dijo que también lo ataron con una cuerda por los pies y, colgado, lo subieron y bajaron desde un helicóptero.

Según Cifuentes, Guzmán explicó que no les dijo dónde se encontraba la droga por la que el ejército estaba preguntando. Al final le soltaron “por falta de evidencia”, dijo el testigo.

Cifuentes explicó esto en respuesta al interrogatorio de Jeffrey Lichtman, uno de los abogados de Guzmán. Lichtman interrogó desde el martes a Cifuentes sobre las declaraciones que éste dio a fiscales estadounidenses en el 2016 y 2017. En esas ocasiones explicó la historia de la tortura.

El exnarco colombiano dijo a las autoridades estadounidenses que “El Chapo” supuestamente mostró sus manos al productor de la película, llamado Javier Rey, para mostrarle cicatrices resultado de los golpes. Lichtman entonces le preguntó si él había visto las manos de Guzmán. Cifuentes respondió que no las miró.

“No hay cicatrices en sus manos”, le dijo entonces Lichtman para argumentar que Guzmán se inventó toda la historia.

Los abogados de Guzmán quieren demostrar que existe mucha leyenda sobre Guzmán y su vida, cuando en realidad, mucha de ella no es cierta y Guzmán no es tan poderoso como se le pinta.

La propuesta de la película se la dio a Guzmán la primera esposa de Cifuentes, una tal Angie, quien le dijo que si Guzmán era tan famoso en los medios de comunicación debería hacer su propia película y beneficiarse económicamente de ella.

“Le encantó la idea”, testificó Cifuentes.