Estado

Ya sin liquidez, contrata Estado otros 450 mdp

Debe quedar liquidado a más tardar el 31 de mayo de 2021, de acuerdo con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades y los Municipios

Tomada de internet

Javier Olmos
El Diario de Juárez

martes, 20 octubre 2020 | 10:05

Sin liquidez para saldar tres meses antes de irse la administración, la Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado contrajo más deuda de corto plazo, ahora por 450 millones de pesos.

El monto que fue contratado a mediados de septiembre pasado con dos bancos se suma a los 600 millones tramitados en agosto y a un conjunto de 2 mil 284 millones de pesos, que según la misma dependencia, es el saldo de la deuda de corto plazo registrado hasta junio pasado, y que debe quedar liquidado a más tardar el 31 de mayo de 2021, de acuerdo con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades y los Municipios.

Lo anterior significa que, a poco más de siete meses para que llegue esa fecha, Hacienda estará obligada a pagar hasta 478 millones de pesos mensuales para poder saldar los endeudamientos de corto plazo que acumula, 3 mil 334 millones en 17 créditos vigentes, advirtió el diputado y coordinador de la bancada de Morena en el Congreso del Estado, Miguel Ángel Colunga.

El acta 005 del Proceso Competitivo para la contratación de estas últimas obligaciones establece que tienen como fin “cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporal”.

“Si estamos pidiendo créditos sin liquidez ni solvencia para lo más mínimo, ¿cómo los vamos a pagar?”, cuestionó el legislador, quien anotó que si no hay recursos para pagar los créditos, menos habrá para terminar la gestión con obra pública.

De acuerdo con el documento, son dos créditos de corto plazo por 450 millones de pesos adquiridos ante Bansi, por 200, y ante Santander, por 100 y 150 millones de pesos. 

Los términos del empréstito de Bansi, formalizados el 15 de septiembre, contemplan tasas de interés TIIE, sobretasa del 2.73% y una tasa efectiva anual del 7.19, con un plazo a pagar de 278 días hábiles, sólo un poco más del tiempo que queda antes del 31 de mayo para que la administración pague el concentrado de la deuda de este tipo. 

Ante Santander fue uno por 150 millones de pesos con 2.31% de sobretasa, a 278 días, y una sobretasa de 6.77%; mientras que el segundo, ante la misma institución, por 100 millones de pesos, incluye sobretasa del 2.41% y tasa anual de 6.87 por ciento.

De acuerdo con el último Informe Analítico de la Deuda Pública y Otros Pasivos, al 30 de junio el Gobierno estatal tenía vigentes todavía 15 créditos de corto plazo por pagar, con un saldo de 2 mil 284 millones, a los que se añade otro préstamo de 600 millones contraído en agosto, y estos 450 millones que fueron los últimos ante Bansi y Santander.

Pedirán cuentas a Fuentes Vélez

En la comparecencia que tendrá hoy el secretario de Hacienda, Arturo Fuentes Vélez, ante el Congreso, deberá rendir cuentas del destino de los créditos de corto plazo, de los cuales no hay información al respecto pues todo se ha manejado con mucha opacidad, dijo el diputado Colunga.

Al aseverar que el Gobierno no tiene liquidez para pagar esta deuda, alertó que en la bancada tienen indicios de que los créditos de corto plazo se están usando en el gasto administrativo y operativo cotidiano de la administración.

“Lo cual es una señal muy grave porque nos están diciendo que estamos gastando mucho en la operación de la burocracia pero con pocos resultados, porque el resultado ideal sería finalmente la inversión pública”, manifestó. 

“Y si estamos pidiendo 450 millones es porque no tenemos liquidez, no tenemos solvencia económica para lo más mínimo como la nómina, que sería la operación del Gobierno. Y si no tenemos liquidez, eso quiere decir que no tenemos recurso para pagar los créditos, y no tenemos capacidad de pago. Tendríamos que pagar 450 millones mes con mes”, afirmó.

El morenista señaló que al cierre de este año habrá una fuerte crisis financiera y, “ojo, puede decir el Gobierno que han disminuido las participaciones federales, pero están fuera de la realidad, porque las participaciones se han ido incrementando y se han entregado puntualmente”.

Dijo que eso quiere decir que para pagar, el Estado va a tener que presentar un paquete económico deficitario y eso se va a notar en una reducción presupuestal para todas las dependencias y no habrá inversión pública en seguridad, ni en salud ni en educación, menos para el campo.

jolmos@redaccion.diario.com.mx