Estado

Video: Las niñas no se tocan; recuerdan a Camila y Alondra

Ausentes, pero con presencia viva en el marco de los festejos del Día del Niño

/ Camila y Alondra
/ (Izq) El abuelastro de Alondra y prófugo de la justicia

Staff
El Diario de Chihuahua

sábado, 01 mayo 2021 | 14:56

Chihuahua.Camilia tenía 7 años cuando fue asesinada; Alondra 9, cuando fue raptada. La primera descansa desde el 2018 en el cementerio de Carrizalillo, la segunda desde hace tres años permanece en calidad de desaparecida. Las dos fueron víctimas de la crueldad y de la violencia, las dos permanecen en la memoria de los chihuahuenses.

Un video compartido por la asociación Justicia para Nuestras Hijas, en el marco de la celebración del Día del Niño, conmemora sus vidas y demanda seguir luchando para que tragedias como las ocurridas a estas dos niñas no continúen sucediéndose.

“Camila y Alondra, en este día en que la nación celebra y festeja a los niños y a las niñas de México, hoy honramos su memoria y recordamos su vida y dignidad.

En medio del llanto seguimos luchando para proteger y salvaguardar a la niñez. Su esencia nos impulsa a continuar defendiendo a los niños y a las niñas de nuestro Chihuahua y de todo el país. 

Alondra y Camila estarán presentes en nuestras vidas, en nuestro caminar, en nuestra lucha para que todas las niñas y niños puedan vivir en un mundo mejor”, se lee al pie del video compartido por la asociación.

Camila, fue raptada el 24 de octubre del 2018 cuando jugaba en el exterior de su domicilio en compañía de su prima, en pleno centro de la ciudad.

Un hombre, identificado posteriormente como Juan Manuel Villalobos la subió con engaños al auto que conducía, privándola de su libertad.

Después de tres días de exhaustiva búsqueda su cuerpo ultrajado se localizó sin vida en  el camino que conduce a San Diego de Alcalá. 

El responsable de su muerte, declaró que sus intenciones eran secuestrarla y violarla pero «se me pasó la mano», dijo. Hoy enfrenta condena de 115 años de prisión.

Alondra desapareció el 18 de septiembre del 2017. Fue sustraída de su domicilio, presuntamente por su abuelastro, Ramiro Córdova Cárdenas, quien desde hace tres años permanece prófugo de la justicia.

En abril 2018 en la vivienda de Ramiro Córdova, se localizaron rastros óseos que fueron analizados en Austria, luego del fracaso del equipo argentino de antropología forense que trajo el Estado para lograr la identificación y con ello determinar si pertenecen o no a la menor, pero hasta el momento no se tienen resultados.