Van los LeBaron a Washington por justicia

Arrancan marcha por masacre de nueve de sus miembros; piden paz en ambos países

Hérika Martínez
El Diario de Juárez
lunes, 18 noviembre 2019 | 11:18
Cortesía | La familia de Rhonita María Miller, de 30 años y asesinada junto a sus hijos, reunida tras el funeral

A través de una caravana por justicia y contra la violencia, la comunidad LeBaron viajará esta semana a Washington, D.C., para convocar a los estadounidenses y los mexicanos a unirse por la paz de ambos países.

“Mi interés es nomás que el mundo sepa que estamos en la causa, no hay todavía algo en específico (que se planee realizar), pero yo como padre de Rhonita, que me mataron a mi hija, quiero que Donald Trump sepa que seguimos en la causa”, dijo ayer Adrián LeBaron a El Diario de Juárez.

Rhonita María Miller, de 30 años, fue atacada a balazos y luego incinerada junto a sus hijos Howard Jacob Jr., de 12; Krystal Bellaine, de 10; y Titus y Tiana de ocho meses de nacidos, en la masacre ocurrido el pasado 4 de noviembre en la frontera de Sonora con Chihuahua, donde murieron tres madres y seis de sus hijos.

Adrián LeBaron compartió ayer con este medio una carta dirigida al presidente de Estados Unidos en la que le agradece el apoyo brindado por su administración tras el ataque contra las familias Johnson, Landgford y Miller.

Esto luego de que personal del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) llegó la semana pasada a Sonora para participar en la investigación del caso donde las víctimas fueron masacradas en dos hechos distintos, a bordo de tres camionetas, una de las cuales fue incinerada.

“Como usted sabe, las dos últimas semanas han sido dolorosas para nuestras familias y comunidades… nuestras familias permanecen unidas creyendo que algo bueno puede resultar de esta tragedia que nos dejó destrozados”, dice la carta a Trump.

En el escrito, la comunidad mormona señala que muchas personas están haciendo un llamado a la violencia y castigo a nombre las mujeres y niños de su comunidad que fueron asesinados, pero que ellos están en contra.

“Nosotros rechazamos esa postura. La masacre ocurrida en La Mora se ha convertido en un llamado de unión y para que todos estemos a favor de la paz y la seguridad, no sólo en Estados Unidos, sino también en México”, destacan.

Por el contrario, “le hacemos un llamado a los estadounidenses y mexicanos para que nos unamos para crear condiciones más seguras para ambos países. Esta tragedia no sólo afecta a nuestras familias, y a más de medio millón de ciudadanos estadounidenses que viven el sur de la frontera, sino a todos nuestros vecinos en México”, agrega la comunidad LeBaron.

“Una larga caravana de simpatizantes ha respondido al llamado y llegaremos a Washington D.C., en esta semana. Acudimos a usted en busca de liderazgo”, concluye el escrito.

De acuerdo con el padre de Rhonita, la comunidad mormona estadounidense se reunirá el próximo jueves en Kansas City, de donde saldrá la caravana hacia Washington D.C.

“Apenas está empezando”, aseguró el hombre quien pide paz y libertad para su comunidad en Sonora, Chihuahua, México y Estados Unidos. 

Las comunidades mormonas se asentaron en el norte de México desde el siglo XIX, cuando el entonces presidente Porfirio Díaz, les dio asilo político y religioso debido a la persecución que sufrían en Estados Unidos.

En Sonora la comunidad LeBaron tiene más de 55 años. En La Morita, municipio de Bavispe, hay unas 30 casas, pero antes de la masacre y tras las amenazas recibidas en agosto ya se habían ido unas 10 familias, mientras que decenas de personas más se fueron tras el asesinato de sus mujeres y niños. (Hérika Martínez Prado / El Diario)