Estado

Van contra 15 estatales

Hay órdenes de aprehensión contra ellos por filtraciones, homicidios, secuestros y extorsiones

Archivo/El Diario

Staff
El Diario de Chihuahua

martes, 06 agosto 2019 | 12:04

Chihuahua.- Hay 15 órdenes de aprehensión por filtraciones, homicidios, secuestros y extorsiones, entre otros delitos, donde aparecen como presuntos responsables agentes de la Fiscalía General del Estado, quienes se encuentra prófugos, dio a conocer el fiscal general, César Peniche. 

Así fue en el caso del arresto de Raúl Terrazas Bouché, activo de la Agencia Estatal de Investigación detenido con orden de aprehensión el pasado viernes, luego de que investigaciones de la propia FGE determinaron su probable responsabilidad como “soplón” para que integrantes del grupo criminal Los Aztecas asesinaran a dos de sus compañeros, en octubre del 2017. 

Agentes de esa dependencia confirmaron ayer que Terrazas Bouché era del personal allegado a los mandos que tuvo la FGE en la pasada administración y que al tomar posesión el comandante Guillermo Zuany Portillo, como actual primer mando ministerial en esta ciudad, lo desplazó hacia comunidades rurales por tener la sospecha de un mal comportamiento.

No obstante, la FGE tiene orden de aprehensión pendiente de ejecutar en contra de uno de los agentes ministeriales allegado ahora al comandante Zuany Portillo por el delito de homicidio, según se conoció. 

Hugo Uranga, quien formó parte de la escolta personal de Zuany, sería probable responsable del homicidio de las hermanas, Cristal y Vera Avítia Hernández, su esposa y cuñada, respectivamente, quienes fueron asesinadas en el salón de belleza Blue Hair Salon, de las calles Municipio Libre y Reforma, el pasado sábado 20 de abril, según confirmó la dependencia. 

La Fiscalía dio a conocer que el exescolta del primer comandante ya no se presentó a trabajar después del doble homicidio por lo que se giró la orden de detención. César Peniche informó que hay 15 órdenes de detención donde se busca a agentes de la FGE para que comparezcan ante los jueces y que algunas de ellas tienen que ver con pruebas que se presentaron ante los juzgadores donde se confirmó que hay filtraciones de información clasificada hacia grupos delincuenciales. 

Indicó que otros elementos están acusados de homicidio o de haber participaron en hechos de extorsión y hasta secuestro. 

Dijo que en la pasada administración nunca se sancionó judicialmente este tipo de hechos cometidos por los propios policías, por lo que estas acciones son parte del control interno donde no se solapará que los funcionarios públicos tengan vínculos con delincuentes o realicen acciones fuera de la ley, apuntó. 

“Nunca se les hacía nada, los dejaban trabajar anteriormente, pero no vamos a permitir que sean los mismos agentes de la Fiscalía quienes cometan los delitos y las investigaciones continuarán para mantener sana a la corporación”, sentenció Peniche.