Estado

Vamos por la gubernatura de Chihuahua: Viggiano

El chihuahuense trae genética de lucha, asegura

El Diario

César Lozano
El Diario de Chihuahua

miércoles, 21 octubre 2020 | 18:55

Chihuahua.- Originaria de la sierra de Hidalgo y esposa del exgobernador de Coahuila, Rubén Moreira, la secretaria general del PRI Nacional, Carolina Viggiano Austria, trabaja para volver a colocar a su partido en las preferencias de la ciudadanía pese a los errores del pasado, que dice, están juzgados y se debe mostrar al PRI de la renovación generacional y moral. 

La dirigente concedió una entrevista a esta casa editora con el fin de llamar a los aspirantes a formar los cuadros jóvenes que el PRI quiere proyectar para retomar la confianza de la ciudadanía, luego del aprendizaje que Viggiano, afirma, tiene el partido, luego de su depuración. 

El Diario: ¿Luego de los resultados favorables en Hidalgo y Coahuila cuáles son las expectativas del PRI en el 2021? 

Carolina Viggiano: Nosotros no tenemos expectativas, tenemos metas, y esas metas las trazamos a partir de una estrategia que ha trazado Alejandro Moreno desde que empezamos la dirigencia, es una estrategia en la que el PRI en su genético quiere construir por el país, como las instituciones que le dan vigencia al Estado Mexicano y los diálogos para construir acuerdos, construir cosas, no en destruir, destruir quita tiempo, energía y creo que a Morena lo que le ha sucedido hoy es que en esa falta de identidad es muy difícil tener un partido y sigue siendo un movimiento sin líder y sin causa 

ED: ¿Por qué el ciudadano común debe de confiar en el PRI aún teniendo un abanico amplio de opciones políticas y tomando en cuenta los errores del PRI en el pasado? 

CV: Creo que es muy simple, la alternancia es muy buena para un partido como el nuestro, porque eso nos permite hacer contrastes, y creo que lo que debe evaluar la ciudadanía son los resultados. Nosotros somos un partido que ha dado resultados, no ha dado explicaciones ni repartido culpas, cuando tiene que asumir su responsabilidad sobre problemas que está obligado a solucionar. 

Tampoco creo que miles de priistas que votaron en esta elección sean corruptos, también esto tiene nombre y apellido y las leyes se aplican sin distingos de posiciones, entonces, creo que la ley debe de aplicarse para quienes le han fallado a la ciudadanía. 

Los años en el poder desgastan y yo creo que el desgaste que tenemos es proporcional a los años que hemos tenido en el poder y como en las familias, tenemos algunos elementos que nos dan problemas, pero la mayoría de sus miembros tiene una identidad y un compromiso con México. 

ED: ¿Cómo define al PRI actual? 

CV: El PRI en este momento es un partido que está luchando por reconfigurarse, adecuarse a los cambios del mundo y de nuestro país, un partido que sabe perfectamente que su responsabilidad histórica es responder a los mexicanos con una estrategia distinta a la que le dio origen. 

ED: ¿En qué se diferencia el PRI de hoy con el PRI de las décadas anteriores? 

CV:Simple y sencillamente porque en esa época nuestro país no tenía la transparencia, las libertades y los derechos que ahora tenemos. Hoy tenemos a un país más democrático, más transparente, con más oportunidades que en esa época y podemos medirlo en indicadores. 

ED: ¿Cómo se observa desde el centro la situación del partido en Chihuahua, tomando en cuenta el paso de muchos militantes a Morena? 

CV: Lo mejor del PRI se quedó en el PRI, quienes se fueron deben de estar arrepentidos porque tampoco los han recibido con los brazos abiertos ni tampoco les han reconocido su liderazgo, ni su formación, los han mandado a la cola. 

Yo tengo muchos amigos que se fueron y se acercaron a Morena y hoy no se sienten correspondidos en una decisión de vida que tomaron. Los que se quedaron son los valientes que no tienen deudas que pagar, que no tienen nada que enfrentar, yo creo que a México y a Chihuahua les hace falta un partido como el nuestro, que dé contrapesos, y que no sólo dé explicaciones desde el gobierno por su falta de resultados. 

ED: El político y el ciudadano ven la política desde ángulos muy diferentes, en Chihuahua, por ejemplo, ¿qué tanto pesa la losa que dejó el gobierno de César Duarte? 

CV: La ciudadanía tiene su propio peso y es respetable, creo que el trabajo de un partido es ganar la confianza a partir de trabajar y dar resultados. Como dirigentes debemos asumir nosotros que los jóvenes del PRI tengan futuro, estamos obligados a trabajar para que esa loza no se convierta en un obstáculo para ellos y encuentren en el partido una oportunidad de servir y transformar. No me parece justo que ellos no sean juzgados por lo que ellos hacen y que ellos no sean reconocidos por lo que ellos hacen. 

ED: ¿Cuáles son las metas numéricas en 2021, cuántas gubernaturas esperan ganar? 

CV: Son 15 gubernaturas y en todas hay una altísima competencia electoral, en todas vamos a luchar por ganar con los mejores cuadros y las mejores estrategias. Estoy cierta que todo aquello que pudieran haber sido errores cuestionados por parte de la ciudadanía por los actos de algunos compañeros, pesa, pero hoy podemos decir que hemos aprendido de la experiencia y somos una mejor versión, mientras otros partidos apenas están aprendiendo y otros partidos no han dejado de ser movimientos, mas nosotros tenemos partido y experiencias duras de gobernar y experiencia de dar resultados, eso nos hace más fuertes, por eso tenemos confianza de que vamos a conquistar la mayoría de las gubernaturas, entre ellas Chihuahua. 

ED: Tomando en cuenta la reacción de la ciudadanía en las redes, un buen termómetro político-social, ¿sí están siendo realistas o echan las campanas al vuelo? 

CV: Nosotros trabajamos para ganar, no para tener contento al círculo rojo, trabajamos para conquistar la confianza de los mexicanos, creo que hacen falta equilibrios, contrapesos, queremos tener suficientes espacios en la cámara para que podamos tener realmente un presupuesto equilibrado y federalista. 

ED: ¿Cuál es el perfil del militante chihuahuense? ¿Cómo lo conceptualizan desde el centro? 

CV: A nosotros los chihuahuenses nos parecen personas que hablan de frente, que tienen palabra, que luchan todos los días y trabajan duro por conseguir lo que quieren, que saben perfectamente reconocer las cosas y castigar cuando no están de acuerdo. 

Los priistas chihuahuenses son de palabra y gente que históricamente sabe resistir, que han enfrentado muchas batallas y eso se trae en la genética, gente que sabe luchas por lo que quiere y queremos tener en las candidaturas de Chihuahua a lo mejor que podemos tener, es difícil conciliar porque muchos aspiran a representarnos y ahí va a estar nuestro mayor reto, en poder encontrar y ofrecer lo mejor que tenemos.