Estado
Entrevista a la alcaldesa de Chihuahua

Vamos por buen camino: Maru

“Aunque vivimos tiempos difíciles y de retos, saldremos adelante”, asegura

César Lozano
El Diario

martes, 08 septiembre 2020 | 06:00

Chihuahua— “Vamos por buen camino”, dijo ayer María Eugenia Campos, alcaldesa de Chihuahua a El Diario en el contexto de su  II Informe de Gobierno municipal. Agregó que, “se viven tiempos difíciles, de retos, pero con el trabajo y la correcta visión de futuro saldremos adelante”. 

Durante la entrevista realizada en su oficina, mostró su lado humano y un suspicaz sentido del humor; además de un deseo por trascender y potenciar los resultados de su Gobierno.

Acompañada de colaboradores y de su perrito Pecu, pequeño Yorkshire Terrier cuyo nombre hace referencia de las siglas de la Plataforma Escudo Chihuahua, Maru se mostró relajada y resuelta durante la charla. 

ED– La ciudadanía está dolida de incredulidad, ¿cómo reconciliar a la gente con los gobiernos, y sobre todo, con los partidos?

Maru– No es un tema de ahorita, yo tengo oyendo de hablar de esto desde hace más de 30 años, de crisis de partidos políticos, de crisis de gobernabilidad, de representación; el gran tema es cómo cerrar esta brecha entre el ciudadano y los partidos, y no nada más es en México, es en toda América Latina, en Europa. Hay herramientas muy interesantes que demuestran cómo la percepción hacia la democracia va en decadencia, cómo la percepción hacia los partidos políticos va en decadencia, cuando incluso se han dado transiciones hacia la democracia como en Europa del Este, en América Latina y cuando sucede la democracia. Cómo llega el desencanto a los cinco, a los 10 años, cuando había muchas expectativas, y cómo los gobiernos no supimos trabajar en democracia, entonces, ¿cómo se empieza a trabajar?

Yo diría que es como un sistema, tanto en la élite, perdón por llamarle así, como en las masas. Es un tema de cultura política, soy muy culturalista- resalta-, yo pienso que es un tema de lograr esa cultura tanto de quienes gobernamos, de hacer las cosas bien, de dar un buen ejemplo, como de las masas, que la ciudadanía en general debe de estar al tanto con información, preparada, participativa, exigente, y bueno, así ir cerrando esa brecha que está en todos lados. 

ED– ¿Cuál es el pendiente histórico de las administraciones de todos los colores en Chihuahua capital?

Maru– El legado histórico será gobernar responsablemente, y al gobernar responsablemente me refiero a que gobernemos y actuemos frente a los problemas que realmente le interesan a la gente, que no puede ser que hagamos puentes y estatuas cuando la demanda de la necesidad de la gente está en la seguridad pública, está en la economía, está en el PIB. Chihuahua capital tiene 15 años con un ingreso de dos salarios mínimos, entonces, debemos trabajar en esos dos temas, porque cada quien trabaja en lo que le da más votos, en lo que quiere, pero no en lo que realmente sirva a la ciudadanía, y eso justamente es lo que le abona a ampliar la brecha de representación entre el ciudadano y el gobernante, porque el ciudadano dice: ‘no me representa, por qué voy a creer en la política, y por qué voy a creer en el gobernante’, y se alejan, pero si un gobierno da buenos resultados, asertivos, entonces puede que el ciudadano se acerque al gobierno y trabajen juntos.

ED– ¿Cuáles serán las obras icónicas del último año de gobierno?

Maru– No hay obras icónicas, creo que la obra icónico de estos cuatro o cinco años, será la dignidad, que no es una obra que se hace con varilla y concreto, es una obra que le da una perspectiva distinta más que a la ciudad, que le deja claro a los chihuahuenses que somos seres humanos más allá de chihuahuenses, de mexicanos, de electores, que nos merecemos proyectos y programas que nos cambien la realidad, no que nos cambien tres días o una semana de vida. 

ED– ¿Y las obras que no se ven?

Maru– A eso me refiero, pues la dignidad es a través de gobiernos justos y de que el ciudadano se dé cuenta que merece esa dignidad, no esa despensa sino una obra que le cambie la realidad, una obra enterrada como el agua potable y, por otro lado, el gobierno que se dé cuenta que tiene que respetar al ciudadano. 

ED– ¿Qué pueden esperar la ciudadanía de Chihuahua capital de este gobierno, respecto de todos los problemas que se derivan de la pandemia?

Maru– Un gobierno cercano, un gobierno que no ha dejado de pensar en que no había un protocolo o una ruta crítica de qué seguir, cómo seguir ante este problema que nos deja muy claro, como se los decía a mis compañeros presidentes municipales del país, que el gobernante nunca termina de estar preparado para gobernar, que siempre tenemos que pensar en sorpresas, emergencias y en el manejo de las potenciales crisis. 

ED– ¿A qué le teme Maru Campos? 

Maru– ¿A qué le temo? Al sufrimiento de mi familia, de mi gente, al sufrimiento de los chihuahuenses

ED– ¿A quién le teme Maru Campos?

Maru– Maru Campos le teme a la injusticia.

ED– ¿A la injusticia personificada?

Maru– No, a la injusticia en general, porque fíjate, yo soy abogada y la justicia siempre ha sido un tema que me llama mucho la atención. Yo digo que soy abogada porque los abogados luchamos por la justicia al igual que los gobernantes que luchamos por la justicia. 

ED– Usted es la primera mujer con posibilidades reales de ser gobernadora de Chihuahua ¿En quién o quiénes se inspiran sus aspiraciones?

Maru– Me inspiran las historias de vida diaria que veo en Chihuahua, que veo en Juárez, que veo en todo el estado, me inspira la lucha de muchos hombres y mujeres en el mundo. Un Manuel Gómez Morín, de una Juana de Arco, de una Ángela Merkel. 

ED– Usted ha roto un par de veces en la capital el tabú chihuahuense de que mujer no vota por mujer, ¿persiste aún en otras regiones?

Maru– Puede ser, en algunas regiones y algunos sectores, pero fíjate, bien curioso en 2016 yo sentí que las mujeres no votaron por una servidora, y luego ya después de ganar en transición, sentí a las mujeres muy cercanas de mi proyecto, y ahí empezó a ver el vínculo, el acercamiento, pero no era un tema de animadversión en contra, ni era un tema personal, yo creo que las mismas mujeres pensábamos que no iba a ser posible que una mujer ganara. 

ED– ¿Cuál es el principal reclamo que se la hacen las mujeres a Maru Campos en la calle, en las redes, en la cotidianidad en la colonia, aquí afuera de presencia?

Maru– La mayor necesidad está en el tema del empleo, obviamente la mayor prioridad son sus hijos y para poder proteger a sus hijos, obviamente, buscan del empleo. 

ED– ¿Cuál es el mensaje que envía Maru Campos a la gente de Chihuahua?

Maru– Que hemos avanzado, que se pueden sentir orgullosos de su ciudad, una ciudad limpia en todos los sentidos, una ciudad transparente, de finanzas sanas; con el primer lugar de transparencia en el país, y que falta mucho por hacer todavía, y queda muy claro que, dentro de la solidaridad y la unidad podemos hacer lo que queramos como chihuahuenses… ¡lo que queramos! Lo que nos propongamos, si nos unimos y definimos un objetivo y una ruta clara, lo vamos a lograr.