Traen a Chihuahua laboratorio de la industria aeroespacial

Invierten 143.5 mdp en nuevos procesos y tecnología

Manuel Quezada/El Diario de Chihuahua
domingo, 03 febrero 2019 | 07:36

Chihuahua.- Con una inversión de 143.5 millones de pesos aportados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se crearan siete laboratorios especializados para la industria aeroespacial, de los cuales, uno estará en Chihuahua a cargo de la empresa chihuahuense HT-MX.

El director general, Humberto Ram -os dijo que también participan en este proyecto enfocado al desarrollo de manifactura aditiva y procesos de nuevas tecnologías, expertos de la Universidad Autónoma de Nuevo león, el ITESM, Campus Monterrey,  todos acreedores de la convocatoria llamada “Fortalecimiento en la Aeronáutica en el Noroeste de México”.

Señaló que se trata de una variante de los apoyos que aporta el Conacyt hacia la industria, en este caso a la aeroespacial, en investigación y desarrollo de procesos.

Dijo que los siete laboratorios que ya están en proceso de instalación, todos estarán enfocados en tecnologías y manufactura aditivas que es la tendencia en la industria aeroespacial y comprenden desde análisis de rayos x para piezas en 3D, desarrollo de técnicas de inclusión en 3D, procesos posteriores a impresas.

La infraestructura en Chihuahua se desarrollara en la empresa HT-MX que trabajará  con el proceso de prensado caliente isostático, necesario y secundario para darle ciertas propiedades de dureza, eliminación de poros, aumentar la resistencias parcial o total as piezas elaboradas con tecnologías aditivas y fabricada en 3D, entre otros.

Detalló que lo que se hace es someter las piezas a un 80 por ciento de la temperatura de fusión,  bajo una presión  isostáticas por medio de un gas que está por arriba del esfuerzo de dureza del material.

Explicó que se comprimen las piezas por medio de un gas en todas las direcciones para eliminar los poros que hay dentro de las piezas de acero, por ejemplo, lo que le da un aumento a la resistencia de fatiga, en sus cualidades mecánicas.

Señaló que esto es particularmente importante en piezas que están sometidas a mucho esfuerzo mecánico y rotacionales, como por ejemplo en la parte caliente de la turbina de un avión, turbo cargadores automotrices, entre oros.

En el marco de este programa, es que se montará el laboratorio conocido como “Hiping” y el compromiso será desarrollar las recetas e ingenierías detrás de todos estos procesos para la elaboración de piezas particulares para el sector aeroespacial.

Por ello se esta generando patentes, ingenieros capacitados y serán la primera planta en Latinoamérica en tener este servicio disponible, y la cuarta en el mundo.

Es un proyecto de alrededor de tres años ante Conacyt y se quedará ya permanente la operación del laboratorio.

Señaló que la idea es que todas las empresas que hagan manufactura aditiva se acerquen a HT-MX para atender el proceso productivo.

Humberto Ramos dijo que se invertirán cerca de 144 millones de pesos en los siete laboratorios y la empresa aportaría unos 3.0 millones de dólares.

Precisó que de los siete laboratorios, solo el de la empresa se instalaría en Chihuahua capital y el resto en la Universidad Autónoma de Nuevo León y en el  ITESM, Campus Monterrey.

Informó que esperan funcionar ya con el laboratorio a principios de agosto del 2019 y disponer ya los formatos, sistemas de calidad, de procesos y manufactura, entre otros.

Dijo que HT-MX nació en Chihuahua desde cero con la inquietud de ingenieros y técnicos que buscaban atender los huecos que había en la manufactura de tratamientos térmicos y cuentan con las certificaciones AS9100 Rev D, NADCAP Compliant, ISO 9001:2015 y CQI-9 Compliant, con lo que se les abrieron muchas oportunidades de negocios.

Dijo que el tratamiento térmico se puede hacer incluso de manera artesanal, pero cuando se hace para la industria aeroespacial y automotriz, las cosas cambian diametralmente porque ya se abordan una cantidad importante de controles, calidad, calibración y certificaciones especiales.

Finalmente apunto que con este laboratorio se podría detonar el que cada vez se atraiga más inversión para producir piezas de mayor valor agregado para el sector aeroespacial y automotriz a Chihuahua.