Estado

Sigue Mesa de la Paz sesionando sin Estado

La intención es evitar filtraciones de estrategias de seguridad, dice subsecretario de Seguridad Pública federal

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

sábado, 14 noviembre 2020 | 06:00

Luego de la controversia presentada por Gobierno del Estado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra la Federación por presuntamente “abandonar” la coordinación en materia de seguridad, el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, aseguró que la denominada Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz sigue sesionando a diario, pero sin la presencia del Estado.

A través de su cuenta oficial Twitter, el funcionario federal reiteró que el Gobierno de México ha decidido realizar estas reuniones en donde se discuten las estrategias a implementarse en materia de seguridad, sin la presencia del Gobierno estatal, con la intención de evitar “filtraciones”.

“La Mesa de Construcción de Paz y Seguridad de Chihuahua sesiona todos los días en la 5ª Zona Militar y sin presencia del Gobierno del Estado por motivos de confidencialidad y evitar filtraciones sobre acciones estratégicas” (sic).

“Más de 5 mil 300 elementos de fuerzas federales trabajan las 24 horas del día en todas las regiones de Chihuahua para reforzar las acciones en materia de seguridad (...) En ningún momento el Gobierno de México ha abandonado la coordinación de la seguridad en las entidades federativas” (sic), continuó.

La declaración de Mejía Berdeja se presentó un día después de que la administración de Javier Corral diera a conocer que la SCJN había aceptado la controversia constitucional presentada contra el Gobierno federal, argumentando un “abandono” de la coordinación interinstitucional en materia de seguridad.

El pasado jueves, el Consejero Jurídico de Gobierno del Estado, Jorge Espinoza Cortés, explicó que la controversia elaborada por la oficina a su cargo, se basaba en tres temas principales: sustentar la inconstitucionalidad de la decisión del Gobierno federal de alejarse y abandonar la mesa de seguridad del Estado de Chihuahua, buscar que la SCJN suspenda ese abandono y obligue a la Federación a cumplir con la coordinación con el Estado en materia de seguridad, y solicitar que la Administración Federal brinde seguridad a los chihuahuenses.

En el documento entregado a la SCJN se destacó que la coordinación en materia de seguridad pública era una obligación de los tres órdenes de gobierno, ya que estaba mandatada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.