Estado

'Si él es culpable, que pague': abuela de presunto violador

'No se puede meter las manos por nadie', dice la mujer

El Diario de Chihuahua
domingo, 27 enero 2019 | 07:24
Francisco López/El Diario

Chihuahua.- “Si es culpable, que pague como debe ser”, dijo ayer la abuela de Fermín Alan M.F, de 25 años, detenido como presunto responsable del ataque sexual contra varias mujeres y puesto ayer en prisión preventiva ante la posibilidad de que pueda evadir la acción de la justicia.

Entrevistada en la puerta de su casa, recordó que su nieto fue procesado hace  unos años también por el delito de violación, por lo que dijo “ahora no se puede meter las manos por nadie”.

Fermín Alan habita desde el 2014 en una pequeña vivienda de la Colonia Revolución, justo al lado de la casa de su abuela, al norte de la ciudad.

Los vecinos prefirieron no decir nada del detenido; algunos negaron conocerlo y, otros, solo se limitaron a señalar que sabían nada del caso y que al lado del domicilio referido, vivía unos parientes del muchacho.

Abordada por  El Diario, en un principio, la propietaria de la casa, que  omitió su nombre, pero aceptó ser la abuela de Fermín Alan, dijo que realmente no sabe si su nieto es “un chivo expiatorio” o en verdad es responsable de lo que se le acusa.

Luego señaló que “ahorita no se puede meter las manos, por nadie” y recordó que hace años Fermín fue acusado de violación y no puede negar o afirmar si repitió ese mismo patrón.

Agregó que si la autoridad le comprueba que es culpable, que pague como debe ser, pero sino es así,  que aclaren las cosas y lo dejen en libertad.

Según la abuela del presunto violador, no se explica a qué horas pudo cometer las violaciones que se le acusa a su nieto, ya que sabía que trabajaba mucho y de ahí se dirigía a casa.

De hecho, dijo, Fermín tiene una discapacidad en un pie, ya que en octubre del año pasado sufrió un golpe en la cabeza y descarga eléctrica de transformador, la cual le salio por un pie y tuvieron que amputarle algunos dedos.

Los médicos le dijeron que tenía que guardar reposo, pero se negó a eso y se volvió a ir a trabajar, solo procuraba ir cada semana a curación, porque no le ha cicatrizado la herida.

Según las declaraciones de Fermín, el año pasado, tenía el oficio de soldador, aunque en 2014, cuando fue remitido al Centro de Rehabilitación Social también acusado de violación a mujeres, manifestó ser jornalero y en 2012 que fue remitido por ese mismo delito, dijo ser obrero y trabajar en una fábrica de harina de maíz.

La abuela se dijo extrañada, de que según lo dicho en los medios de comunicación, su nieto parecería que repitió el mismo patrón para realizar los ataques sexuales a mujeres.

Comentó que si se ven las declaraciones que hizo Fermín en 2012 y 2014, parecen ser las mismas de este año, “como que repitió el mismo patrón, no cambio en nada”, dijo asombrada la señora.

La entrevistada dijo que un abogado aceptó tomar el caso para defender a Fermín Alan y también anunció que procedieron a interponer una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ya que su nieto presenta múltiples golpes y es torturado.

Finalmente dijo que al parecer los policías lo golpearon para que dijera en sus declaraciones, lo que ellos querían.