Estado
Dr. Víctor Talamantes

Señalan por despido a Leticia Corral

Director de Salud estatal en Juárez acusa a hermana del mandatario

El Diario

domingo, 04 octubre 2020 | 08:55

El exsubdirector médico en la Zona Norte, Víctor Manuel Talamantes Vázquez, señaló a la hermana del gobernador, Leticia Corral Jurado, como la responsable de su despido de la dependencia estatal.

Dijo que en muchos espacios de gobierno ella decide quién ocupa un cargo y quién no.

“Gran parte de esas decisiones las toma la hermana del gobernador, y lamentablemente de forma equivocada, injustificada”, refirió el médico.

Recalcó que al gobernador Javier Corral le ganó el sentimiento antes que la razón, al anteponer los intereses de su familiar al manejo de la salud pública de los fronterizos, y en varios otros temas.

“El gobernador ha hecho caso de las calumnias que ha vertido una persona muy cercana a él en Juárez y que lamentablemente en muchos de los espacios de gobierno, ella es quien ha tomado la decisión de quién lo ocupa y quién no”, señaló el médico.

Talamantes sostuvo que desacuerdos con Leticia Corral sobre los procesos internos del Partido Acción Nacional (PAN) llevaron a que perdiera su cargo oficial desde finales del mes pasado.

“El hecho de diferir de las decisiones de la hermana del señor gobernador, la señora Leticia Corral, con respecto a procesos internos, ocasionaron que fuera yo objeto de calumnias y denostaciones que desde luego no voy a permitir porque atentan contra mi prestigio ético y moral”, manifestó.

Sin embargo, agregó, “creo que le ganó el corazón al señor gobernador, con su hermana, y tomó esta decisión”.

Talamantes afirmó que como miembro activo del PAN aceptó el compromiso de ocupar “con toda entrega” la subdirección médica en la Zona Norte.

No obstante, dijo que por orden directa de Javier Corral Jurado se le notificó –aun estando en recuperación de un proceso quirúrgico– que ya no ocuparía su puesto.

“En este momento estoy incapacitado, y supuestamente entro hasta el día 6 (de octubre), sin embargo, el 23 de septiembre fui notificado de que estaba siendo despedido y finiquitado de mi cargo”, dijo.

Añadió: “Siendo honesto, yo respeto la decisión del gobernador, sin embargo, no hay una razón fundamentada para la culminación de este ejercicio porque mi compromiso fue permanente”.

Talamantes dijo que ahora existe inquietud de que ocurra una persecución, despidos o amonestaciones contra sus cercanos y familiares, que laboraban en el sector público desde mucho antes que él hubiera fungido como subdirector médico en la Zona Norte.

“Le ruego a Dios que haya la cordura y la sensatez para no tomar una decisión que afecte a personas que relacionen cercanas a mí o a mi propia familia. Espero que realmente el gobernador, al tomar decisiones, no escuche al corazón, sino a la razón y la justicia y que no se cometa un acto en personas que han cumplido su trabajo con honestidad y entrega”, expresó.