Estado
Caso camionetas blindadas

‘Secretario de Salud se nos escondía’

Arremete director de empresa de blindaje contra Eduardo Fernández; ‘se conduce sin ética’, dice

Heriberto Barrientos
El Diario de Chihuahua

sábado, 01 agosto 2020 | 11:35

Chihuahua– Francisco Ríos Zertuche, director general de la empresa “Blindajes del Centro S.A. de C.V.”, con sede en la Ciudad de México, acusó públicamente al secretario de Salud Eduardo Fernández Herrera de conducirse de manera “cuestionable y sin ética” en el contrato de las cuatro camionetas blindadas que dicha empresa entregó el 17 de enero del presente año a la Fiscalía General del Estado (FGE), cuando el funcionario fungía como administrador general.

Señaló que, tras reclamar la falta de los pagos, Eduardo Fernández se escondió. “Cuando los buscábamos porque no habían pagado las camionetas blindadas se nos escondía y no recibía nuestras llamadas”.

Los vehículos blindados son usados por funcionarios gubernamentales, pero no han sido pagados en su totalidad.

Entrevistada vía telefónica, declaró a El Diario que “nosotros como grupo tenemos más de 20 años vendiendo vehículos blindados a municipios, estados, al Gobierno federal, incluso fuera del país, y jamás habíamos tenido un problema así. Incumplieron en Chihuahua de todo. Eduardo Fernández tiene varios antecedentes no muy éticos, es un señor que se conduce de maneras cuestionables”.

Y agregó que “nos enteramos por la prensa que tiene otras denuncias penales por administración fraudulenta”.

Sobre el incumplimiento de pago, confirmó lo publicado por El Diario en el sentido de que es por la cantidad cercana a los once millones de pesos, en los cuales la FGE sólo entregó un anticipo y literalmente desaparecieron los servidores públicos.

“Fíjese que entregamos cuatro camionetas, fue a principios de año, nos contrató la Fiscalía de Chihuahua y sorpresivamente desconocieron la entrega ya con acta de recepción firmada. Pasaron meses y no caía el pago, dijimos entonces, pues ¿qué pasó? En teoría se suponía que iban a pagar puntualmente, y luego nos mandaron unos oficios diciéndonos que las camionetas presentaban una serie de detalles de lo más inverosímil”, narró.

“Por ejemplo, decían que no tenían los amortiguadores adecuados, que no estaban correctamente blindadas, ¡no, no!, una serie de cosas que nos mandaron decir, en serio, yo no lo podía creer”, afirmó.

“Nosotros les respondimos, oigan, eso no puede ser, ustedes revisaron la entrega de los vehículos, hay un acta de que fueron entregadas a satisfacción, sin problemas. Incluso yo les dije que se brincaron los plazos legales para hacer alguna reclamación, pues pasaron meses después de que las tuvieron”, explicó el director de la empresa Blindajes del Centro.

Sobre la denuncia penal que interpusieron el pasado lunes 27 de julio en contra del recién nombrado secretario de Salud por el delito de abuso de confianza equiparado y otros servidores públicos de la FGE, narró que “por lo anterior nos venimos a revisar el caso con el departamento jurídico, y se determinó que es un delito que no hayan pagado las camionetas, porque la Fiscalía de Chihuahua nos está reteniendo un monto de dinero que ya nos pertenece”.

Sobre el monto exacto del adeudo informó que es “algo así como once millones de pesos; nos deben la mitad, imagínese, les entregamos cuatro camionetas blindadas, nuevas, ya tienen meses con ellas usándolas y este señor Fernández no era siquiera para contestar las llamadas. Ellos (FGE) dieron en anticipo, todo caminó bien al principio hasta la entrega, ya después dejamos de saber de ellos”, dijo.

– ¿Ustedes hablaron directamente con Eduardo Fernández?

“Se le busco una infinidad de veces y nunca contestó el teléfono, el segundo a bordo, que también fue denunciado por nuestro departamento jurídico, Mario (Sánchez García), era imposible localizarlo, ya la secretaria de ellos no encontraba qué pretextos decirnos para no pasárnoslos”.

“Es la primera vez que nos pasa en más de 20 años, nunca habíamos tenido problemas para cobrar”, señaló.

“Se interpuso la denuncia el lunes y lo que esperamos es que se actúe legalmente”. Según informó el entrevistado, la deuda en la actualidad contempla intereses, pero el valor contrato es de alrededor de los once millones de pesos.