Se cae estrategia de Comunicación Social de Corral

Semanario, televisora, portales de transparencia y ley de publicidad han fallado

Miguel Chavarría
El Diario
miércoles, 12 junio 2019 | 06:00

Chihuahua— Las estrategias del aparato comunicativo del gobernador Javier Corral Jurado, como un semanario impreso, una televisora, portales de transparencia y una ley para regular la asignación de publicidad oficial en medios locales, han fallado.

Desde 2017, la empresa de telecomunicaciones Cadena Tres I solicitó al Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) la autorización para incluir un nuevo canal de multiprogramación para que el proyecto televisivo gubernamental de Javier Corral, Canal 16, pudiera iniciar transmisiones con contenido propio en las ciudades de Chihuahua, Delicias y Juárez.

El proyecto de Canal 16 ya tenía incluso elaborada una parrilla de transmisión de 26 programas, e iniciaría sus proyecciones televisivas el 15 de noviembre de 2018.

Sin embargo, Cadena Tres I, a petición de la Coordinación de Comunicación Social del Estado de Chihuahua (CCS) interpuso una solicitud de prórroga de 60 días, debido a “adecuaciones presupuestarias realizadas en razón de las medidas de austeridad y racionalidad del gasto público”.

La solicitud fue aprobada por el Ifetel, pero advirtió que las transmisiones deberían iniciar el 14 de enero de 2019, cuando terminara la prórroga. Pero el término feneció y el servicio de multiprogramación para Canal 16 nunca comenzó.

De acuerdo con los Lineamientos Generales para el Acceso de la Multiprogramación del Ifetel, la autorización espacios de concesionarios (Cadena Tres I) con terceros (Gobierno de Chihuahua) será revocada en caso de no iniciar la prestación del Servicio de Radiodifusión en cualquiera de los canales de programación en la fecha que corresponda.

La Solicitud de Prórroga sólo puede llevarse a cabo por única ocasión, por lo que Cadena Tres I no pudo peticionar más días para dar inicio con la prestación de su servicio al Gobierno chihuahuense.

Otro de los proyectos fue Cambio 16, un semanario de noticias gubernamentales que estaba a cargo de la CCS, cuya circulación actualmente permanece suspendida.

El primer ejemplar del semanario oficialista salió el 21 de noviembre de 2016, pero su circulación cesó a finales de diciembre del año pasado, dejando un gasto al erario de al menos 26 millones de pesos por impresión y distribución del papel en 26 municipios de Chihuahua, según información entregada vía transparencia.

De acuerdo con fuentes dentro de la elaboración de Cambio 16, no se ha definido sí el medio continuará. Hasta la fecha, el Gobierno chihuahuense se ha enfocado en difundir sus logros a través de redes sociales y páginas web.

“Tenemos un proyecto más focalizado dirigido a poblaciones en donde no llegan medios de comunicación y un programa importante de digitalización y plataformas de contenidos digitales, con una apuesta muy importante por las redes sociales”, refirió Corral Jurado, quien afirmó que “la gente lee cada vez menos los periódicos”.

Al inicio de la administración de Corral, se lanzó una plataforma de transparencia más detallada sobre los gastos en publicidad oficial.

El proyecto se concretó con la organización Fundar y con el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

En el portal estaban transparentados cientos de contratos y órdenes de compra que la CCS había firmado con medios de comunicación impresos, radiofónicos y televisivos, así como para otros servicios, para ofrecer espacios de publicidad.

El proyecto se mantuvo hasta finales de 2018, cuando Antonio Pinedo Cornejo, señalado por facilitar contratos millonarios a allegados, salió de la CCS. 

Como sustituta, arribó María José Valles. Desde entonces, el portal de transparencia de publicidad oficial ha permanecido abandonado y sin nueva información.

Dicha plataforma se renovaba cada trimestre. Han pasado casi seis meses en 2019, y los datos del portal continúan sin ser actualizados.

El 31 de mayo de 2018, Javier Corral presentó ante el Congreso local una iniciativa de ley para la Asignación de Publicidad Oficial, el cual supone un reforzamiento de reglas y mayor control a medios de comunicación estatales para la difusión de campañas gubernamentales. Sin embargo, la iniciativa caducó al terminar la LXV Legislatura.

El gobernador propuso que los medios de comunicación estarían obligados a formar parte de un Padrón Estatal de Medios Impresos, Electrónicos, Digitales y Sociodigitales, regulado por el Poder Ejecutivo de Chihuahua, para poder tener asignaciones de contratos por publicidad oficial.

Los medios tendrán que cumplir con una serie de requisitos para pertenecer a la lista del padrón: obedecer a un código de ética apegado a los estándares establecidos por Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), tener un “defensor del lector”, implementar mecanismos de derecho de réplica y utilizar al menos el 20 por ciento de ganancias en publicidad oficial en la “capacitación, actualización y profesionalización de sus periodistas, así como en salarios y prestaciones que permitan elevar su calidad de vida”.

La ley contempla que cada dependencia estatal deberá constituir una Unidad para la Asignación de Publicidad Oficial cuyas facultades recaen en otorgar contratos de publicidad oficial a medios de comunicación o suspender asignaciones.

No obstante, las normas estipuladas en la iniciativa podrían orillar a medios de comunicación a cambiar su línea editorial y generación de contenidos para poder vender espacios de publicidad oficial, ya que las dependencias deberán evitar contratar a “medios que vulneren los derechos humanos de las personas relacionadas con un hecho noticioso, tales como víctimas o presuntos responsables de accidentes viales, homicidio, secuestro, privación ilegal de la libertad, delitos sexuales”, entre otros.

También explica que las autoridades también deberán de abstenerse de adjudicar algún contrato a medios en los que “se difunda propaganda del crimen organizado o de grupos terroristas, incluyendo mensajes en imágenes de mantas, cartulinas, grafiti, fotografías, videos o semejantes”.

La Ley de Asignación de Publicidad Oficial de Javier Corral quedó como un asunto pendiente en la Legislatura anterior, ya que nunca fue discutida en el pleno. La iniciativa no ha vuelto a ser presentada por el Ejecutivo estatal ante el Congreso de Chihuahua desde que los nuevos legisladores entraron a labores el año pasado.


[email protected]