Estado

Se agrava la crisis hospitalaria

Infantil y Central se suman a clínicas con carencias

Orlando Chávez
El Diario
viernes, 08 marzo 2019 | 06:00

Chihuahua— Los hospitales Infantil y Central al igual que nosocomios de Juárez y Delicias a cargo del Estado, enfrentan desabasto de medicamentos y equipo, que ha provocado que pacientes deban esperar hasta por un año para ser sometidos a intervenciones quirúrgicas.

A los pacientes les explicaron que existe una lista de espera de 220 personas, solamente de los empleados del Sector Salud y sus familias.

Rosalba Ledezma, espera por una cirugía de rodilla desde hace un año, y la falta de una prótesis en el Central ha provocado que desde hace cuatro meses permanezca con incapacidad laboral. Esta situación ha ocurrido en operaciones programadas en el Hospital Infantil.

Añadió que hace un año el doctor que la atiende le señaló que era necesario colocarle una prótesis de rodilla, pero en ese momento no había forma de solicitarla, debido a que el proveedor dejó de surtir al Gobierno del estado por la falta de pago. A pesar de las molestias siguió trabajando.

Sin embargo, hace cuatro meses sufrió un golpe en la rodilla lesionada, lo que le impidió caminar por lo que el doctor la incapacitó y le señaló que no podría trabajar a pesar de que su intención era no faltar, ya que percibe menos ingresos al estar incapacitada. Comentó que la prótesis al parecer tardará meses en ser comprada.

Destacó que en su caso es empleada del mismo Sector Salud Estatal, por lo que se imagina que los pacientes externos están en las mismas condiciones o incluso peores.

Sugey Loya, a sus 41 años de edad ya necesita una prótesis de cadera para poder retomar su vida y hacerse cargo de sus hijos y padres, pero debido a que no hay prótesis para ella lleva desde hace más de un año con complicaciones para caminar, dijo que el médico que la atiende desde febrero del año pasado le expuso que tiene que operarse; sin embargo, tiene que comprar la pieza que necesita por su cuenta, lo que le demanda un gasto de 80 mil pesos, los cuales no tiene.

Valeria Villa es otra de las personas que aguarda por una operación desde septiembre del año pasado, en su caso la intervención no ha sido posible porque no hay dinero para rentar un equipo que se necesita para operarla. Su lesión es en el hombro, pero a pesar de que con dificultad puede moverlo, no ha sido incapacitada. 

María Vázquez es esposa de un empleado del Sector Salud, por lo que tiene derecho al servicio médico en el Hospital Central, sin embargo esto no le ha ayudado a conseguir la operación de rodilla. Por la falta de una prótesis desde hace siete meses se ve obligada a usar un andador.

En Juárez, con la suspensión de cirugías programadas, retrasos de hasta tres semanas en atención médica y la necesidad de solicitar a los derechohabientes que compren sus propios medicamentos es como el Hospital General (HG) ha operado desde hace seis meses.

La sociedad de médicos del hospital, conformada por los titulares de las áreas de Urgencias, Cirugía, Pediatría, Ortopedia y Radiología, denunció sentirse abandonada desde hace dos años por las autoridades estatales, que en múltiples ocasiones han aplazado reuniones. 

Una situación similar ocurre en el Hospital General de Delicias y han reportado igualmente una problemática de retrasos en la atención en el Hospital General de Juárez en los últimos días.


Deben casi 100 mdp a proveedores

Hasta el mes de febrero de este año, la deuda de los hospitales estatales alcanzaba los 98 millones 443 mil pesos, con 145 proveedores, situación que agravó el abasto de medicamentos e insumos.

Se trata del Hospital Central Universitario, el Infantil de Especialidades y el Centro Estatal de Salud Mental (Cesame), los cuales iniciaron enero de 2019 con una deuda de 98 millones 443 mil 467 pesos a 145 proveedores.

Con quien se ha acumulado la deuda más alta este año fue con la Farmacia Paseo Bolívar, S. A. de C. V. con pagos pendientes que ascienden a 21 millones 664 mil 305 pesos. Esta cifra viene de los hospitales Central Universitario, que debe 15.8 millones de pesos, y el Infantil de Especialidades, con 5.8 millones.

La deuda con Farmacia Paseo Bolívar aumentó un 9 por ciento este año respecto al 2018, cuando se reportó un adeudo de 19 millones 801 mil 489 pesos de acuerdo con datos entregados por los departamentos de Finanzas y Contabilidad del Ichisal, en respuesta a varias solicitudes rescatadas de la Plataforma Nacional de Transparencia.


[email protected],com.mx