Saca Estado de sus cárceles a reos federales

Fiscalía obliga traslados ante saturación de penales por leyes sobre prisión preventiva

Miguel Vargas
El Diario de Juárez
miércoles, 12 junio 2019 | 10:33
El Diario de Chihuahua

Ciudad Juárez— Un conflicto que prevalecía desde el año pasado entre la Federación y el Gobierno de Chihuahua por la permanencia de reos federales en cárceles estatales, comenzó ayer a destrabarse.

De manera oficial se anunció la reubicación de los primeros 74 internos del penal de Aquiles Serdán, en Chihuahua, hacia Ceferesos en Coahuila y Sonora.

La concentración de presos –que cumplen condenas del fuero federal– en su mayoría en los Ceresos de Aquiles Serdán y de Ciudad Juárez, agudizó el conflicto a partir de abril pasado, luego de entrar en vigor reformas en la aplicación de sanciones que dejan en prisión principalmente a los portadores de armas de fuego.

El fiscal César Peniche dijo entonces que estarían atentos a no permitir una sobrepoblación en las 11 penitenciarías estatales derivado de reformas en la Constitución, donde en varios delitos federales se aplica por oficio la prisión preventiva.

De acuerdo con el funcionario, los reos federales representan alrededor del 15 por ciento de la población de las cárceles del estado, que en sus 11 penitenciarías albergan a unos 8 mil internos.

Según la Fiscalía de Penas y Medidas Judiciales, la mitad de los reos federales están sentenciados y el Estado de Chihuahua gasta en su manutención 220 mil 657 pesos diarios, 263 pesos por cada uno, dio a conocer la vocera de los penales del Estado, Alejandrina Saucedo.

Ayer se anunció el envío de los primeros 74 reos a cárceles federales en Sonora y Coahuila, luego de acuerdos logrados por la Fiscalía General del Estado ante la Comisión Nacional de Seguridad a través del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social, se informó.

El operativo policial inició en el Cereso número uno, ubicado en Aquiles Serdán, a las 02:30 horas del martes, en el cual participaron más de 100 elementos de Seguridad y Custodia Penitenciaria y la Policía de Vigilancia de Audiencias Judiciales. El traslado se realizó por tierra en medio de estrictas medidas de seguridad y los reos fueron distribuidos en el Cefereso 11 de Hermosillo, Sonora, y en el número 18, en Ramos Arizpe, Coahuila, informó la Fiscalía de Penas.

De acuerdo con archivos periodísticos, la medida era considerada necesaria y se buscaba desde hace un año, sin embargo hasta ayer comenzó a presentar los primeros resultados luego de las negociaciones entre la Federación y el Gobierno de Javier Corral Jurado. 

En junio del año pasado el fiscal de la Zona Norte, Jorge Nava López, advirtió que  la Fiscalía de Penas y Medidas Judiciales está revisando los esquemas para hacer las solicitudes correspondientes al Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social que depende de la Comisión Nacional de Seguridad, y de esta manera las personas del fuero federal que ya estén sentenciadas por delitos federales puedan ser reubicadas en centros federales .

Según la Fiscalía de Penas, uno de los obstáculos que se ha tenido para reubicar a reos de las cárceles del estado es que sus abogados logran amparos federales.

Pero el penal de Aquiles Serdán, con capacidad para 2 mil 04 personas, presenta actualmente sobrepoblación de hasta un 30 por ciento, al igual que el Cereso 3 de Juárez, según informes de la dependencia penitenciaria.

También en junio del año pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que el Cefereso 9 de Juárez tenía 550 internos, a pesar de contar con capacidad para mil 148 reos federales.

Pero en mayo del presente año la Dirección del penal federal comenzó a notificar a jueces federales que la penitenciaría estaba sobrepoblada y no contaba con las condiciones para recibir a más internos, según anunció el abogado Saúl Trejo.

[email protected]