Estado
Severa crisis en Judicatura

Retrasaron salida de ‘Lucha’ sin necesidad

Luz Estela “Lucha” Castro, adelantó a sus más allegados su renuncia al cargo por motivos de saludfff

Tomada de Facebook

David Piñón Balderrama
El Diario de Chihuahua

jueves, 19 septiembre 2019 | 10:53

Chihuahua— Desde hace poco más de un mes la consejera de la Judicatura del Estado, Luz Estela “Lucha” Castro, adelantó a sus más allegados su renuncia al cargo por motivos de salud, pero dicha decisión fue retrasada todo este tiempo, hasta que ayer se oficializó.

“Al momento no hay ningún permiso solicitado por parte de ella”, dijo desde el pasado 20 de agosto el presidente del Consejo de la Judicatura y del Poder Judicial, Pablo Héctor González Villalobos, quien el 4 de septiembre únicamente admitió que la consejera tomaría unos días de vacaciones.

Hasta ayer el gobernador Javier Corral, quien sólo se había referido a la enfermedad que padece “Lucha” Castro, reveló que comenzó a recibir propuestas para nombrar a la persona que propondrá, como jefe del Ejecutivo, para ocupar el lugar de la activista en el Consejo de la Judicatura del Estado (CJE).

Las versiones sobre el retiro de la polémica integrante del CJE comenzaron desde mediados del mes de agosto, luego de que ella misma confiara a sus amistades y colaboradores el padecimiento de una enfermedad grave que le ameritaba dedicarse por completo a su tratamiento.

Sin embargo tanto la enfermedad que padecía como su probable retiro del puesto fueron negados de forma oficial.

El 20 de agosto pasado El Diario publicó que Castro Rodríguez se encontraba en tratamiento por cáncer y ante versiones de su renuncia, ella había decidido seguir en el ejercicio de su cargo.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia señaló que no había permiso ni condiciones especiales para la consejera, hasta esa fecha. En tanto que la vocera del Consejo de la Judicatura, Dora Villalobos Mendoza, pidió no abordar ese asunto. “No se tocará ese tema”, dijo.

Las horas previas, el sábado 17 de agosto, “Lucha” Castro mandó un mensaje por WhatsApp a sus amigos.

“Queridos /as: Hoy di un paso más, me operaron a las 10:30 am para colocarme el catéter q permitirá q continúe el proceso de quimioterapia sin q me ch... tanto las venas. Les agradezco q me sigan acompañando. En ocasiones no puedo responder en forma individual, pero nombré a Gabino y Alma como voceros oficiales” (sic), escribió.

Siete días antes, en su cuenta de Facebook la consejera hizo una referencia a su situación personal: “Todas las personas en distintas fases de nuestra vida personal encontramos retos. Es donde hacemos un alto en el camino, dando paso a la necesidad de hacer discernimiento”. 

Sus amigos y compañeros en el activismo político, Gabino y Alma Gómez, fueron quienes confirmaron poco a poco, pero sin hacerlo de forma oficial, el padecimiento de Castro y su probable salida del CJE.

“La enfermedad de Luz Estela Castro nos tomó por sorpresa a todos, pero estamos confiados en que se va a recuperar”, afirmó Gabino Gómez a El Diario el 22 de agosto.

El líder barzonista explicó que por respeto y por tratarse de un asunto privado, no tocarían el tema ni el proceso médico actual por el que atraviesa la consejera de la Judicatura Estatal, quien hasta entonces se reportaba en funciones en la dependencia pública.

El 31 de agosto El Diario publicó que era inminente la salida de Castro Rodríguez del Consejo de la Judicatura y que el gobernador Corral ya examinaba los perfiles para su relevo.

Sin embargo hasta entonces no se había presentado una solicitud de licencia ni renuncia por parte de la funcionaria, además de que seguía reportándose en funciones, pese a la condición delicada de salud de la que ya se tenía conocimiento en toda la estructura del Poder Judicial. 

Para entonces pudo confirmarse que sólo laboraría unos días más, a comienzos de este mes de septiembre y que solicitaría primero unas vacaciones no disfrutadas del año pasado, para luego renunciar de forma definitiva al cargo.

Los días posteriores circuló una foto, “posteada” por Castro Rodríguez en Facebook, de una reunión de despedida en casa del gobernador Corral y su esposa Cinthia Aidé Chavira.

En dicho convivio estuvieron además del mandatario y su cónyuge, el esposo de la abogada Castro, la pareja de Alma y Gabino Gómez, además de Francisca Jiménez Barrientos, dirigente de la Red Ciudadana; y el sacerdote Jesús “Pato” Ávila.

Todo ello fue negado o evadido de forma oficial tanto en el Poder Judicial como en el Poder Ejecutivo.

Corral confirmó ayer la renuncia de Castro Rodríguez, con el anuncio de que analizaría perfiles para proponer una nueva integrante “ciudadana” del Consejo de la Judicatura del Estado.

Asimismo, negó que pudiera ser propuesta para el relevo de “Lucha” la titular de la Comisión Estatal de Víctimas, Irma Villanueva, como sugerían algunas especulaciones de las últimas horas.

Hereda crisis en el Poder Judicial

Designada el 31 de mayo de 2017, Luz Estela Castro tuvo una gestión de dos años y cuatro meses de conflictos permanentes como consejera de la Judicatura Estatal, organismo que se reformó al comenzar la administración de Javier Corral para fungir como administrador del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

El nombramiento de la fundadora del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedehm) fue polémico de principio a fin, pues lo primero que se objetó fue que se encontraba fuera de la edad máxima, 65 años, para ocupar el cargo de consejera.

Además de que se habían hecho modificaciones a su medida en la Ley Orgánica del Poder Judicial, por parte de la mayoría panista que acompañó la llegada de Corral Jurado como gobernador, proyecto que siempre impulsó la activista feminista.

Además de la designación de “Lucha”, la puesta en operación del Consejo de la Judicatura, cuyo primer presidente fue el magistrado en retiro Julio César Jiménez Castro, trajo diversas demandas y amparos por parte de los mismos integrantes del pleno del Poder Judicial.

Un año después de la conformación del CJE, en abril de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió una controversia constitucional que invalidó ciertas porciones normativas reformadas, pero se ratificó por los tribunales federales la permanencia de la consejera. 

También al comienzo de la gestión de “Lucha” Castro –quien fue nombrada junto con otro consejero “ciudadano”, Joaquín Sotelo Mesta, a propuesta del Poder Legislativo; y tres magistrados integrantes del Poder Judicial– se iniciaron causas penales y administrativas contra el expresidente del Tribunal Superior de Justicia en la última parte del sexenio de César Duarte, Gabriel Sepúlveda, y contra el magistrado de la misma corriente Jorge Abraham Ramírez. 

Dichas causas motivaron conflictos en tribunales federales, los cuales concedieron a los acusados la protección provisional o definitiva de la justicia, por excesos del Consejo de la Judicatura.

Otro conflicto que generó crisis en el Poder Judicial se inició con las convocatorias CJE/002/2018 y CJE/003/2018, diseñadas para elegir siete magistrados y 54 jueces civiles, penales y familiares, durante el año pasado.

La selección fue considerada a modo, de tal forma que en la actualidad existen 20 juicios de amparo vigentes por 12 jueces del Poder Judicial del Estado que se consideraron afectados en sus derechos, al tratar de ser reemplazados en un proceso que han atacado en los tribunales, por considerarlo sesgado y manipulado por Castro Rodríguez.

El pasado mes de abril, el otro consejero ciudadano de la Judicatura denunció formalmente ante la Fiscalía Anticorrupción a su compañera, por la manipulación del proceso de designación de jueces y magistrados, acusándola de esconder las calificaciones de los que participaron en el procedimiento para designar de forma discrecional a quienes ella consideraba más aptos.

En tanto los jueces que ganaron plazas en el polémico concurso celebrado el año pasado por el Consejo de la Judicatura del Estado siguen sin poder ocuparlas por los amparos de 11 afectados, así que han sido designados de forma provisional en otros juzgados, pese a que es ilegal desde el año 2014 que existan juzgadores provisionales, de acuerdo con lo denunciado por el abogado José Carlos Medina Armendáriz, quien representa a 9 de los afectados por decisiones del CJE.

El litigante consideró que el Consejo de la Judicatura buscó “que no hubiera jueces a modo del poder en turno, pero la práctica se repite”, pues desde 2017 a la fecha se han hecho 108 nombramientos de jueces provisionales y en la actualidad son 39 los que existen con este carácter, lo que resulta totalmente irregular.

Es en este contexto en que se da la renuncia de la consejera Castro Rodríguez, quien dejará de herencia en el Poder Judicial los conflictos vigentes.

dpinon@diarioch.com.mx