Estado

Registra INAH restos de gonfoterio

El hallazgo se realizó en la Estación Consuelo

De la Redacción
El Diario

martes, 06 julio 2021 | 06:00

Tomada de internet Tomada de internet

Chihuahua– Tras el reporte de la presencia de restos óseos en la Estación Consuelo, personal del Centro INAH Chihuahua acudió al sitio el pasado sábado 3 de julio para hacer su identificación y comenzar con los registros de localidad paleontológica y conservación de materiales de los restos de lo que fue identificado como un gonfoterio.

Fue el viernes 2 de julio por la mañana cuando llegó un reporte a la Presidencia municipal de Meoqui sobre este hallazgo, que se dio mientras ejidatarios realizaban servicios de viajes de grava y arena, y uno de los maquinistas localizó varios huesos en el terreno. Trabajadores de dicha institución acudieron al sitio para resguardar el área.

Especialistas del INAH fueron notificados a la brevedad, por lo que arribaron al sitio para identificar las piezas: un maxilar, un colmillo y un fragmento de hueso largo; sin embargo, “el estado de conservación no es bueno pues el colmillo está roto en cuatro piezas, el fragmento de hueso largo está muy erosionado, muy blanquecido por el sol, y el maxilar tiene golpes que sufrió durante la extracción”, precisa el arqueólogo Enrique Chacón.

Aunque aún se desconoce la antigüedad de las piezas, cuándo o por qué murió el animal, se sabe que corresponde a un gonfoterio adulto: un mamífero emparentado con los mamuts y los elefantes, que vivió hace aproximadamente 10 mil años: “El gonfoterio en términos generales es más parecido a los elefantes que a los mamuts por el tamaño, digamos que es un ancestro de los elefantes”.

Cabe señalar que en Chihuahua ya se tienen identificadas varias piezas de gonfoterios en sitios como el Valle del Papigochi, por el noroeste del estado. Los vestigios localizados en Estación Consuelo por el momento serán resguardados en el DIF municipal de Meoqui y se seguirá trabajando en el sitio para tratar de recuperar más piezas, aunque al parecer se trata ya sólo de pedacería: “Trataremos de recuperar lo que se pueda, pero parece que lo más grande ya salió”, señala el arqueólogo Chacón.

La importancia de este hallazgo en términos científicos y paleontológicos radica en que “nos da muestra del clima, del medioambiente que existía hace 10 mil años. Esa zona debió ser de ricos pastizales con algunos árboles de conífera y cuerpos de agua, manantiales o pequeños lagos, que era el ambiente en donde se movían estos animales”, agrega Chacón.

Es importante destacar que la movilización de las piezas se llevó a cabo en coordinación con la presidenta del Consejo de Paleontología del INAH, la maestra Felisa Aguilar, y gracias al apoyo de la ciudadanía que presentó el reporte, que es sumamente importante para la preservación de estos vestigios que, aunque no tienen un valor económico, sí poseen un valor científico e histórico, por lo que su extracción no autorizada está penada por la ley.

En caso de localizar alguna pieza arqueológica o paleontológica, favor de comunicarse a los teléfonos (614) 410-3948 / 410-8733 del Centro INAH Chihuahua, o bien con Enrique Chacón, encargado del área de paleontología, al correo enrique_chacon@inah.gob.mx, o a consejo_paleontologia@inah.gob.mx

close
search