Estado

Refrendan autoridades a familias de La Mora resolver el atroz crimen

Se cumplieron ocho meses de la masacre contra la comunidad de La Mora

Cortesía Gobierno federal / Reunión de autoridades y familiares

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 09 julio 2020 | 12:16

Ciudad Juárez— A unos días de que se cumplieron ocho meses de la masacre contra la comunidad de La Mora, ayer autoridades de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana visitaron el lugar para ofrecer justicia nuevamente a sus familiares.

El titular de Políticas y Estrategias para la Construcción de la Paz, Jesús Valencia Guzmán, se reunió ayer con integrantes de la familia Miller Langford, en el rancho La Mora, también conocido como La Morita, municipio de Bavispe, Sonora.

“Durante la reunión, Valencia Guzmán refrendó a los integrantes de la familia el compromiso y la responsabilidad de resolver el atroz crimen, por lo que comentó los avances de las indagatorias que hasta el momento han arrojado resultados favorables”, informó la autoridad federal.

Durante la visita se hizo una revisión de la seguridad en toda la región, escuchó a los deudos de las víctimas, y  sesionaron las Coordinaciones Regionales para la Construcción de la Paz y Seguridad.

Las fuerzas federales revisaron con los alcaldes de Agua Prieta, Bavispe, Bacerac, y Nacori Chico, además de autoridades municipales de los lugares limítrofes, los problemas de movilidad, comunicación digital, despliegue de elementos y pacificación de toda la región.

“Se les dijo que la responsabilidad del Gobierno es resolver el problema de fondo, atender las causas e impedir que la delincuencia arrebate a los jóvenes, a los necesitados y a la gente buena”, se

informó a través de un comunicado de prensa.

También se les prometió que se resolverán todos los problemas de seguridad en la frontera y en todo el país.

Se le reiteró a la familia Miller Langford que el trabajo de la SSPC y del Gobierno Federal, en todo el territorio nacional se lleva a cabo con oportunidad y profesionalismo. 

“El motivo de la protesta se está resolviendo integralmente”, se afirmó.

“Se le insistió a la familia que este lamentable suceso no quedará impune, con la certeza de que las acciones que desde el Gobierno de México se implementan son para  garantizar la seguridad y la paz a cada una de las mujeres y de los hombres atendiendo las causas de fondo de esta región y en todo el país, por lo que cualquier tipo de manifestación pública no cuenta con sustento, ya que se atienden sus demandas in situ -en el lugar-“.

La masacre contra 17 miembros de su comunidad, en el que murieron nueve de ellos, ocurrió el 4 de noviembre de 2019. 

El atentado se dio en dos puntos diferentes de la Sierra que conecta al rancho sonorense La Mora con el poblado de Janos, Chihuahua. 

En el primer ataque, a pocos kilómetros de La Mora, fueron asesinados Rhonita Miller, de 30 años, y cuatro de sus hijos: Howard y Krystal, de 12 y 10 años, y los cuates Titus y Tiana, de ocho meses de nacidos.

Ellos fueron atacados a balazos y luego incinerados dentro de la camioneta en la que viajaban.

En el segundo ataque, a 18 kilómetros de distancia, casi en la frontera con Chihuahua, fue asesinada Christina Marie Langford, de 32 años, quien viajaba con su hija de siete meses de edad.

Ayer, durante la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a Washington, Adrián LeBaron, padre de Rhonita Miller, mantuvo con su familia una protesta.

Mientras los presidentes de México y Estados Unidos se reunían, el chihuahuense originario del municipio de Galeana, y quien cuenta con doble nacionalidad, permaneció con la foto de su hija y sus nietos exigiendo justicia.