Estado

Reapertura, entre alivio e incertidumbre

Arranca semáforo naranja con filas y distanciamiento en la 'nueva normalidad'

Juan Alanís/El Diario
Silvestre Juárez/El Diario

Francisco Córdova/El Diario

martes, 16 junio 2020 | 10:50

Chihuahua.- Entre alivio, pero también incertidumbre, miles de chihuahuenses dieron ayer el primer paso a la nueva normalidad al arrancar la fase “naranja” del semáforo Covid-19, luego de más de dos meses de confinamiento. 

En dicho contexto, decenas de negocios también reabrieron sus puertas luego de que por más de dos meses y medio permanecieron cerrados, derivado de la contingencia sanitaria que trajo el coronavirus.

En el primer día del semáforo naranja, se observaron filas para entrar a los comercios de distintos giros, a bancos y restaurantes, entre otros negocios luego del confinamiento de miles de chihuahuenses. 

Aunque ya se sentía un ambiente de alivio por la reactivación que durante dos meses y medio aproximadamente, a decir de los gerentes y comerciantes, les dejó sin ninguna fuente de ingresos, también permeó la incertidumbre pues en este primer día la mayoría de los negocios visitados por El Diario señalaron que la gente aún era poca en las calles. 

Dijeron que la afluencia de clientes era poca, en comparación a los días anteriores a la pandemia, por lo que temen que la recuperación económica tarde en regresar, pues las deudas fueron las que se acumularon como la renta y los servicios. 

Por su parte los cientos de paseantes dejaron el confinamiento para acudir a comprar zapatos, ropa o alguno de los artículos que la pandemia no les permitía, así como hacer ejercicio, o simplemente recorrer el Centro Histórico. 

Pero se encontraron también con filas, cintas amarillas, nuevas reglas y prohibiciones a las entradas, pues cabe destacar que muchos negocios colocaron sus propios pósters informativos con la reglamentación. 

Así pues, en esta primera fase de reactivación aún quedan muchos negocios pendientes que esperan la luz amarilla y verde para reinicar actividades; la fase naranja dio cierta sensación de nueva normalidad, pero también de adaptación a esta época post-Covid-19. 

Desde temprana hora los parques públicos y de recreación recibieron a los chihuahuenses, como la Ciudad Deportiva que de nueva cuenta abrió su estacionamiento y todas sus áreas para realizar actividades físicas. 

La ciudadana Guille Torres, señaló que durante la contingencia acudió al menos una o dos veces, sin embargo, la presión del cierre no le permitía desarrollar sus actividades con calma. “Hoy que apenas abrieron ya se siente uno más libre de hacer ejercicio. Pero igual nos vamos recuperando porque estos dos meses sin hacer el mismo ejercicio si influyen. 

Veo algo de personas que regresaron y esperemos que todo vaya bien para nosotros”, comentó la mujer que acudió a realizar ejercicio en el primer día del semáforo naranja. 

El arranque de actividades coincidió de igual forma con un día 15, lo que significó el regreso de las kilométricas filas en los bancos de la ciudad, que eran sin embargo, un fenómeno recurrente aún cuando la jornada de sana distancia estuvo activa, pero que en esta ocasión se replicó en los comercios cuya regla sanitaria es no dejar de entrar más de diez personas en las sucursales. 

Así lo compartieron los gerentes y personal de algunos negocios como Modatelas o Parisina, que fueron de los primeros en presentar estas filas de espera para entrar a las instalaciones. “Aquí la indicación es que no podemos dejar entrar a las personas hasta que salga otra, para que no haya más de ocho clientes en la tienda”, comentó una de las encargadas de la seguridad. 

Es por esto que las filas pareciera estarán dentro de esta nueva fase, sobre todo en lugares con mucho aforo e incluso en instancias públicas como el Registro Público de la Propiedad, y Recaudación de Rentas, donde ayer había también gente esperando su turno para trámites. 

Fue el Centro Histórico de la ciudad de Chihuahua, punto de encuentro de todas las rutas alimentadoras de transporte público, y donde se encuentran varias instancias públicas, así como comercios de toda índole y se notó más la presencia de cientos de personas; algunos aún con su cubrebocas, otros ya sin él, que dejaron el confinamiento atrás. 

Por su parte Cocentro informó que el 80 por ciento de los comercios adheridos abrieron sus locales el día de ayer. 

En esta nueva fase los tapetes santizantes, el gel antibacterial y las medidas de sana distancia fueron primordiales en negocios de todos tipos, desde zapaterías, hsta joyerías, entre muchos otros giros.

En esta nueva normalidad, los encargados de los negocios invitaban a los transeúntes a ingresar mientras daban los últimos toques a actividades de reacomodo, limpieza y nueva organización. 

fcordova@diarioch.com.mx