Estado

Proyectan catástrofe en la ciudad de Chihuahua si en tres semanas no cambia semáforo

El regresar ya del amarillo al rojo significó dar pasos atrás en la recuperación económica, dijo Ricardo Perea, presidente de Cocentro

El Diario de Chihuahua

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

sábado, 24 octubre 2020 | 11:00

Chihuahua- Si en tres semanas no cambia el semáforo epidemiológico de rojo a naranja o amarillo, por una baja sensible de los contagios de coronavirus, vendrá una catástrofe económica entre el comercio y los servicios de la ciudad de Chihuahua, señaló el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro, Ricardo Perea García.

De hecho, dijo que el regresar ya del amarillo al rojo significó dar pasos atrás en la recuperación económica y se prevé que ya algunos negocios no volverán más a la actividad comercial y de servicios en la zona centro.

Eso también significa una mayor pérdida de empleo, ya que se ve muy difícil poder mantener una plantilla de trabajadores como sucedió al principio de la pandemia.

Ricardo Perea comparó que, en el primer cierre obligado de negocios por la pandemia, durante finales de marzo y principios de abril, quizá los empresarios tenían algunos ahorros, utilidad o algún capital para una contingencia o eventualidad y pudieron mantener sus negocios y personal, pero ahora es diferente.

Indicó que se tenía poco tiempo de reiniciar operaciones y las ventas aún no tenían el nivel requerido para volver a hacer fuerte las finanzas de los negocios y soportar otro cierre por 15 días o más tiempo.

Aun así, dijo que apoyan la decisión de ir al semáforo rojo para tratar de reducir los contagios y preservar la salud como bien primordial de los chihuahuenses.

Sin embargo, dijo que es necesario demandar a las autoridades para que midan a todos los comerciantes formales e informales con la misma vara.

Actualmente los inspectores están más ocupados en visitar negocios establecidos y cerrar los no esenciales y dejan de lado el comercio informal.

Señaló que tenían evidencias que ayer se estableció sin ningún problema el tianguis de las Industrias y que el comercio ambulante de la Calle Cuarta trabajaba sin que nadie le dijera nada.

El presidente de Cocentro apuntó que los negocios de la zona centro están preparados o mentalizados de que el cierre de los negocios será por al menos tres semanas, pero si en ese tiempo no se reduce los contagios y los dejan volver a trabajar, vendrá entonces una catástrofe económica.

Finalmente agregó que se ve difícil mantener en todo este tipo la plantilla laboral, el pago de las rentas y los servicios básicos, por lo que demandó también a la población poner de su parte, atender los protocolos de salud a fin de reducir los contagios y poder volver a trabajar de una manera ordenada para evitar nuevos retrocesos.