Propinan revés al Poder Judicial

Juzgado ordena restituir a jueza que había sido removida como parte del proceso de selección del Consejo de la Judicatura

David Piñón
El Diario
martes, 09 abril 2019 | 06:00

Chihuahua— El Juzgado Décimo de Distrito amparó a la jueza penal estatal Laura Velia Mendoza Luján y ordenó su restitución en el cargo, luego de que determinó que fue removida indebidamente como parte del proceso de selección de 56 jueces locales que realizó el Consejo de la Judicatura del Estado.

Mendoza era jueza provisional desde el año 2007, sin haber sido ratificada formalmente como tal, pero el año pasado se le retiró del cargo y se nombró un nuevo titular.

La jueza federal Matilde del Carmen González Barbosa le concedió el amparo 1803/2018, con lo que ordenó reinstalarla de forma inmediata.


Tenía más de 10 años como jueza

La sentencia, emitida el pasado 5 de abril y publicada ayer, establece que la quejosa había ejercido como jueza desde hace más de 10 años. Fue hasta el 5 de diciembre de 2014, mediante el oficio 1323/2014, que se le expidió el nombramiento de juez provisional del Tribunal Oral del Distrito Judicial Morelos.

El 24 de marzo de 2018 se publicó en el Periódico Oficial del Estado de Chihuahua la Convocatoria CJE/002/2018 del Pleno del Consejo de la Judicatura del Estado (CJE), para la ocupación, a través de un proceso de selección para ingreso y adscripción de 56 plazas disponibles de juezas y jueces de primera instancia con carácter definitivo.

El 4 de mayo Mendoza Luján se registró como aspirante para participar en el concurso de oposición conforme a la citada convocatoria.

Mediante acuerdo del Pleno del CJE, el 20 de agosto se designaron a los jueces vencedores y se asignaron las plazas. Tal acuerdo y el procedimiento de selección respectivo constituyeron parte de los actos reclamados.

“Son substancialmente fundados los argumentos que a manera de conceptos de violación expresa la quejosa, por lo que deberá otorgársele la protección constitucional que solicita”, expresa el documento firmado por la jueza de amparo González Barbosa. 

En su primer concepto de violación, la solicitante de la tutela constitucional sostiene que se vulneran en su perjuicio los derechos fundamentales reconocidos en los artículos 17 y 116, fracción III de la Constitución Mexicana, debido a que el CJE nombró un juez que habrá de sustituirla y, por ende, cesarla en su encargo como jueza, no obstante que ya había alcanzado el carácter de inamovible.

Refiere que al haber pasado más de tres años con el carácter de provisional había adquirido la ratificación tácita y la inamovilidad que contemplan las normas nacionales e internacionales convenidas por México, lo que no se respetó con el proceso de selección instaurado por el CJE.

Consecuentemente se dejó sin efectos la convocatoria del año pasado, con la que se designó a quien la iba a sustituir.

El amparo se concentra en Mendoza Luján solamente, pero existen otros casos de jueces provisionales que aseguran haber alcanzado el carácter de inamovibles y aún así fueron removidos por la Judicatura.