PUBLICIDAD

Estado

Una ‘dreamer’ en la Casa Blanca

Promovía el voto en EU pero ella no podía votar

La chihuahuense Cindy Nava dio sus primeros pasos en la política antes de contar con la residencia norteamericana

Rocío Chacón / Colaboración / El Diario

lunes, 11 julio 2022 | 10:41

PUBLICIDAD

Chihuahua, Chih.- Después de varios años indocumentada en Estados Unidos, la destacada chihuahuense Cindy Nava pasó a ser una “dreamer”, como eran conocidos los jóvenes acogidos a un programa especial de inmigración de la administración de Barack Obama.

En enero de 2015, Cindy fue beneficiada con DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) un programa implementado por el gobierno de Estados Unidos que protege temporalmente de una deportación y le otorga un permiso de empleo a jóvenes que habiendo llegado de niños al país cumplen con requisitos establecidos y buen comportamiento.

PUBLICIDAD

Ya con DACA pudo tener un número de seguro social y en el 2016 pudo recibir su primer sueldo al ser contratada dentro de la legislatura de Nuevo México como analista política.

En medio de su avance profesional, Cindy se casó y por su marido, quien tiene orígenes en el estado de Durango pero es un ciudadano norteamericano, arregló su residencia.

Además de conocer a Barack Obama en 2014, platicó con el actual mandatario Joe Biden, en ese momento vicepresidente de la nación, a quien expuso su situación y entre lágrimas le expresó sus inquietudes y deseos, sin imaginar que años más tarde estaría a punto de integrarse a su gobierno

Trabajó en Chicago en una organización civil y en el 2020 de regreso en Nuevo México colaboró en la oficina del congresista Ben Ray Luján y luego en la campaña de éste al Senado, cuya elección se ganó.

Fue consultora también de diferentes campañas publicitarias destinadas al público hispano.

“Obtener la ciudadanía y poder votar por primera vez fue una gran alegría”, relató Cindy pues dice ella siempre ha sido incansable promotora de este derecho que irónicamente nunca había podido ejercer.

Ese mismo año en el mes de noviembre obtuvo también el empleo como directora ejecutiva de “Transformando la Educación de Nuevo México” una organización que busca la equidad para la educación a todos los estudiantes en ese estado. Puesto que ocupó hasta la llegada de la propuesta para integrarse como asesora en la Casa Blanca.

Biden conoció su historia

“¿Quiéres ser mi invitada a la Casa Blanca y conocer al presidente?”, fue la pregunta que la congresista, hoy gobernadora Michelle Luján Grisham, hizo a Cindy en el 2014 y a la cual la nacida en Chihuahua no dudó ni un segundo en responder afirmativamente; sin embargo, seguido al "sí” llegaron las dudas.

Ella aún era indocumentada y aunque su apariencia, acento y formación era norteamericana su estatus migratorio era irregular.

Decidida, Cindy tramitó su pasaporte mexicano para acreditar su identidad y fue así que pudo entrar al máximo recinto estadounidense y no sólo eso, sino que además de conocer a Barack Obama, platicó con el actual mandatario Joe Biden, en ese momento vicepresidente de la nación.

Nerviosa, Cindy expuso su situación al vicepresidente y entre lágrimas le expresó sus inquietudes y deseos, sin imaginar que años más tarde estaría a punto de integrarse a su gobierno.

Oprimida por ella misma

Siendo una niña y de la mano de sus padres, Cindy Nava fue llevada al estado de Nuevo México en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. Se establecieron en Alburquerque y entró a la escuela para toparse con burlas de sus compañeros por no saber inglés y verse diferente, lo que la motivó para esforzarse y aprender rápidamente el idioma; sin embargo, también la llevó sentir que su origen humilde, su español y sobre todo estatus migratorio debía mantenerlo oculto.

Aprendió el idioma y por muchos años dentro de su escuela primaria en Alburquerque se decidió a hablar únicamente inglés y juntarse con “niños americanos”. Logró tal camuflaje que al llegar a nuevas escuelas nadie imaginaba que su lengua materna era el español.

“Me oprimí a mí misma", señaló Cindy al explicar que fue hasta que estaba en la adolescencia cuando en una ocasión que estando con sus amigas, un grupo de jóvenes mexicanos comenzaron a molestarlas hablándoles en español seguros de que ellas no les entendían frase alguna, que ella volvió a usar el español públicamente. Le causó tal enojo que les respondió en castellano para exigirles respeto. Uno de los momentos que le cambió la vida para acercarse de nuevo a su cultura y lengua, relató.

Difícil de explicar el sentimiento, Cindy reconoce lo duro que resulta para jóvenes que como ella llegan a los Estados Unidos en la niñez y tras formarse académicamente la historia, cultura y patria que conocen es la norteamericana; sin embargo, el no haber nacido allá les impide un desarrollo regular.

“No encajas ni aquí ni allá”, señaló Nava al hacer ver que además de las trabas legales deben enfrentar barreras culturales de uno y otro lado. Y es que, dijo, vencer los comentarios y la mentalidad de personas, incluso de su misma familia, que creen que la educación es sólo para quienes tienen papeles son de los obstáculos que ha debido dejar atrás para lograr sus metas.

Su abuela: inspiración y motivo para regresar 20 años después

Su abuela Eva, “mi Yaya” como se refiere a ella, siempre ha sido su gran inspiración para lograr sus metas. Cindy lleva en el pecho una medalla que antes llevó doña Eva y su historia la ha usado como ejemplo de motivación tanto personal como para otros jóvenes.

“Mi abuela no tuvo la oportunidad de estudiar, pero siempre quiso hacerlo”, relató Cindy al recordar que en su juventud cuando doña Eva era mandada por su mamá a comprar huevos a la tienda iba con gusto pues para llevarlos a casa se los envolvían en papel periódico con el que ella se quedaba para leer su contenido. Siempre fue asidua lectora.

Gracias a las enseñanzas de su abuela fue que decidió prepararse y no flaquear hasta lograrlo, aunque con eso tuvo que sacrificar tenerla cerca todo el tiempo y esperar a que doña Eva fuera a visitarlos.

Cindy no podía venir a Chihuahua porque no tenía documentos para reingresar a EUA y así se mantuvo hasta hace unos años cuando Doña Eva enfermó y entró en un estado de gravedad que tuvo que ser internada en el Hospital Morelos del IMSS.

Con ese motivo Cindy regresó a la ciudad, habían pasado ya 20 años desde que en su niñez la dejó para cruzar la frontera. Pudo contarle a su Yaya muchos de los logros y además acompañarla hasta el último suspiro.

“Fue una mujer adelantada a las ideas de su época, por el interés que tenía para haber estudiado”, considerada así por Cindy dentro de una conferencia que presentó para Ted Talk.

Con una carrera profesional ascendente, le detectan un tumor cerebral

En agosto del 2021 unos meses después de obtener la ciudadanía, se abrieron muchas oportunidades laborales para Cindy, su carrera profesional y política estaba en ascenso, y ¡oh sorpresa!, tras un dolor de cabeza intenso le detectan un tumor cerebral que debe ser operado de emergencia.

“Mi vida siempre ha sido irónica”, manifestó Cindy al hacer ver que después de tanto luchar por conseguir su estatus legal y poder trabajar libremente le daban la noticia de que estaba entre la vida y la muerte.

Por diez días estuvo sometida a estudios médicos y permaneció hospitalizada para determinar el tratamiento a seguir. Era necesaria una cirugía, pero entre los riesgos era amnesia o incluso su vida.

Finalmente fue intervenida para retirar el tumor y afortunadamente salió con bien y sin consecuencias.

Ahora, la mujer chihuahuense ve hacia el futuro

“El nombramiento es por el tiempo que dura el encargo de presidente Biden”, refirió Cindy Nava quien tiene su mira puesta en lograr cambios para la comunidad hispana en Estados Unidos. “Llegar hasta donde nunca antes se ha llegado”.

Al hablar de su futuro y sus aspiraciones, Cindy asegura que el trabajo legislativo es de su interés, buscar un espacio, primero dentro de la Legislatura Local y posteriormente, una vez que cumpla con los requisitos legales en cuanto al tiempo mínimo requerido de haberse convertido en ciudadana, para competir por un lugar dentro del Congreso Federal que es donde realmente se puede influir en tema migratorio.

Es precisamente el tema migratorio y el educativo en los que siempre ha tenido principal interés. Al respecto señaló también que espera además poder hacer contacto con liderazgos y gobiernos que en el estado de Chihuahua puedan colaborar para apoyar a familias que por necesidad tengan que migrar a los Estados Unidos ya que en el tema migratorio es necesaria la colaboración binacional y bilateral, sobre todo en los estados fronterizos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search