Estado

Prometió Corral 600 ventiladores; sólo hay 155

Aseguró mandatario que habían 430 disponibles para hospitales estatales, federales y privados

Tomada de internet / El anuncio que realizó Corral el 2 de abril durante su programa televisivo semanal

David Piñón
El Diario de Chihuahua

lunes, 26 octubre 2020 | 11:05

Chihuahua— El pasado 2 de abril, el gobernador Javier Corral aseguró que Chihuahua dispondría de 600 ventiladores respiratorios para hacer frente a la pandemia de Covid; sin embargo, con la ocupación actual que reportan los hospitales en la entidad, hay apenas 155 en funciones.

Las camas con ventilador que existían disponibles eran sólo 73 hasta el pasado 6 de octubre, de acuerdo con el reporte oficial de la Secretaría de Salud. Al incrementarse el número de contagios se ampliaron hasta 151 y luego a 155 este fin de semana, lo que elevó la ocupación hospitalaria más del 200 por ciento de lo previsto, con lo que los nosocomios se comenzaron a reportar sobresaturados y sin espacios disponibles.

Los poco más de 150 ventiladores que hay en uso, destinados a los pacientes graves que deben intubarse, no corresponden con las cifras ofrecidas en abril por Corral, pues dijo que había 430 ventiladores disponibles, otros 30 en reparación y el resto, para completar 600, serían adquiridos con recursos públicos y aportaciones privadas. 

Fue el 2 de abril cuando a través de la Coordinación de Comunicación Social se difundió la información que brindó Corral Jurado en su programa televisivo semanal, que puso en marcha como parte de las actividades en medio de la contingencia sanitaria.

“El estado de Chihuahua contará con 600 ventiladores respiratorios para enfrentar la batalla decisiva contra el Covid-19, que se librará en los hospitales públicos y privados para la atención de los casos graves que se presenten, dijo el gobernador Javier Corral”, publicó la dependencia estatal en un comunicado oficial. 

“Señaló que desde semanas antes se da seguimiento diario a este tema, a fin de que entre las instituciones de salud estatales, federales y de la iniciativa privada, se pueda contar con el número necesario de equipos y camas de cuidados intensivos”.

En dicho comunicado se detalló que actualmente se cuenta con un inventario de 430 de estos equipos médicos (ventiladores), sin embargo, “están en proceso de rehabilitación otros 30 aparatos que estaban abandonados, con el apoyo de una empresa que fabricará las piezas faltantes para que nuevamente su funcionamiento sea completo”.

“Además, un grupo de empresarios chihuahuenses apoyará a las autoridades en la adquisición de los equipos faltantes para completar 600 unidades, que es el número de camas de cuidados intensivos con el que se contará para enfrentar la contingencia, explicó Javier Corral”, según el documento oficial. 

“El titular del Ejecutivo estatal indicó que la decisión de contar con estos 600 espacios, surge con base en el comportamiento que ha tenido el avance de la enfermedad en el mundo, aunque no existe la certeza de cuántos casos puedan presentarse en la entidad”.

El mandatario señaló que eran muchos los factores a evaluar para determinar los espacios que deberían habilitarse y la forma en que debería operar el sistema estatal de salud.

“Todos estos factores los estamos combinando y nos estamos asegurando de contar con el número de ventiladores o respiradores, el número de monitores, y del material de protección para el personal médico”, dijo en esa fecha.

La realidad

Pese a la promesa de los 600 ventiladores para atender la crisis sanitaria, el reporte del Comando Operativo de Emergencias establecido por la Secretaría de Salud, con fecha de corte al 23 de octubre a las 13:00 horas, establece que con los hospitales al límite de su capacidad, sólo funciona una cuarta parte de esa cantidad presupuestada en abril, al comienzo de la contingencia, cuando eran menos de 20 los hospitalizados por el virus.

Las camas IRAG (Infecciones Respiratorias Agudas Graves) con ventilador que tenía proyectadas el Instituto Mexicano del Seguro Social en Chihuahua eran 16 y actualmente están ocupadas 79, es decir que el IMSS se encuentra al 494 por ciento de su capacidad inicial instalada.

A esas se suman 55 camas IRAG con ventilador en uso de los hospitales del Sistema Estatal de Salud, que originalmente disponía sólo de 32 de estos espacios, por lo que su uso actual es 72 por ciento superior a lo proyectado al inicio de la pandemia. 

Los hospitales del Issste cuentan actualmente con 17 camas con ventilador, cuando al inicio de la contigencia se habían previsto sólo 4; es decir, que el organismo federal se encuentra al 425 por ciento, según la misma información de la Secretaría de Salud del Estado.

Las instalaciones médicas de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) disponen de 10 ventiladores, que no se han ocupado y las del IMSS-Bienestar de otros 11, que tampoco se han ocupado, por lo que ambas se encuentran al cero por ciento de ocupación.

Así, el total de ventiladores proyectados al inicio de la contingencia entre todas las instancias que la atienden (IMSS, Salud del Estado, Issste, IMSS-Bienestar y Sedena) había sido de 73, pero estaban en uso 151 hasta el viernes, cifra que subió a 155 hasta ayer, es decir, un 112 por ciento más de lo proyectado.

Los hospitales privados que también se encuentran saturados en sus áreas Covid reportan la ocupación actual que tienen de camas con ventiladores sólo a la Secretaría de Salud, pero esa cifra no se ha hecho pública por la autoridad sanitaria. 

De esta forma, son sólo 155 ventiladores los que están en uso en los hospitales del sector público y hay un número indeterminado en los hospitales privados, sin embargo se desconoce dónde están y si es que se adquirieron el resto de respiradores que había ofrecido el gobernador al comienzo de la contingencia. (David Piñón Balderrama / El Diario)

dpinon@diarioch.com.mx