Estado

Prolongan cierre de restaurantes

Restricciones del ‘rojo modificado’ dejan al sector sin posibilidad de reabrir

Gabriel Cardona/El Diario de Juárez / Dueños de negocios se han visto afectados por las ‘propuestas a medias’ tomadas por el Gobierno del Estado

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

domingo, 22 noviembre 2020 | 09:09

Ciudad Juárez— Luego de más de tres días de incertidumbre, ayer el gobernador Javier Corral dio a conocer las nuevas medidas para la reapertura de actividades, siendo el sector restaurantero uno de los más afectados ya que seguirán sin poder operar.

El mandatario dijo que una vez revisadas las variables se espera que a más tardar el 30 de noviembre se dé a conocer si Chihuahua permanece en “rojo modificado” o existen condiciones para hacer una transición al naranja.

A partir del lunes, el estado de Chihuahua entrará a una fase de “rojo modificado” con respecto al semáforo de riesgo epidemiológico, en donde industria y otras actividades podrán reanudar operaciones.

El gobernador no consideró la flexibilización en el horario de la venta de bebidas alcohólicas en botella cerrada, por lo que continuará la “ley seca” de 6 de la tarde a 9 de la mañana de lunes a miércoles, y restricción total de jueves a domingo.

También se dio a conocer que como parte de los lineamientos que entrarán en funciones el lunes, se destacó que aquellas actividades esenciales como consultorios médicos y dentales, agricultura, obra pública, estancias infantiles, servicios básicos y alimentación, podrán operar con un aforo del 100% pero con estrictas medidas de prevención.

Las actividades nuevas esenciales como la industria automotriz y aeroespacial, podrán operar con un aforo del 60%, pero con posibilidad de incrementar su capacidad al 80%, previo a una certificación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Mientras que la manufactura en general podrá reactivarse con un aforo del 30%, sin embargo, también tendrá la posibilidad de ampliarlo, contando con una certificación.

Al respecto, Thor Salayandía, presidente local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), indicó que las nuevas condiciones del semáforo rojo plantean beneficios para la industria.

El líder del sector industrial señaló que la certificación propuesta ayudará a privilegiar el cuidado de la salud y la vida, que también es la principal preocupación del sector empresarial.

“Qué bueno que se abrió la posibilidad de trabajar al 80% con esta certificación para la industria no esencial, porque eso nos puede llevar a un modelo en el que entre nosotros y el Gobierno podamos producir con los mínimos riesgos; es lo que todos queremos”, dijo.

Señaló que el paso a seguir es que la autoridad competente se enfoque en tratar de impulsar la actividad económica y a toda costa evitar frenarla, educando a las empresas y guiándolas para que logren la certificación lo antes posible con un gasto mínimo.

En cuanto a la reactivación de otros sectores, Salayandía Lara señaló que es urgente abrir la economía con todas las medidas posibles, debido a que el riesgo es que las empresas ya no puedan reiniciar por el acumulamiento de deudas con cero ingresos.

Los restaurantes permanecerán suspendidos hasta definir las nuevas medidas para la reapertura, las cuales serán discutidas el lunes entre organismos empresariales con la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico (SIDE) y Salud.

En la misma situación se encuentran, tianguis, y establecimientos ubicados al interior de centros comerciales.

Cristina Cunningham, presidenta estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), indicó que desde días atrás, dicho organismo presentó a la SIDE una serie de propuestas para que se les permitiera reanudar actividades, mejorando aspectos como el aforo y las medidas de prevención aplicadas dentro de los establecimientos.

“Primero que nada tenemos que seguir esperando, pero seguiremos trabajando bajo la modalidad del color rojo, con servicio para llevar, entrega a domicilio y a través de plataformas digitales, que es mejor que trabajar con las restricciones a la movilidad que impusieron”, dijo.

“Ya hicimos llegar algunas propuestas, y en las reuniones se nos habla de ocho puntos que tenemos que cumplir para poder entrar en este grupo para seguir trabajando, sin embargo, aún nos quedan dudas en algunos temas porque cada sector es diferente”, agregó.

Cunningham Hidalgo señaló que dentro de las propuestas que se han hecho al Gobierno del Estado se destaca que el aforo para restaurantes en semáforo rojo sea del 30%, y éste sea aumentado al 50% en color naranja.

“Hasta ahí nos vamos a quedar, en caso de pasar a color amarillo, nosotros pedimos no aumentarnos el aforo, hasta que lleguemos al verde, esto es porque queremos seguir colaborando, pero sí solicitamos que no nos vuelvan a cerrar”, comentó.

Asimismo, indicó que hasta el momento, no han sido convocados para la reunión que fue anunciada por el gobernador, por lo que el sector aún permanece en incertidumbre, y en espera de condiciones que den certeza a cada uno de los sectores productivos.

Otra de las medidas anunciadas ayer, fue que servicios terapéuticos también podrán operar con un aforo de 100%; las bibliotecas permanecerán abiertas sólo para préstamo externo.

Las tiendas de autoservicio contarán un aforo restringido, según los metros cuadrados con los que cuente el establecimiento; en tanto que los hoteles mantendrán un aforo del 30% y con medidas estrictas de prevención.

Bares, centros nocturnos, cantinas, salones, casinos, spas, estéticas, museos, teatros, cines, parques públicos, unidades deportivas cerradas y abiertas, gimnasios e iglesias, seguirán suspendidos.

Asimismo se destacó que las actividades gubernamentales esenciales podrán operar con un aforo del 100%, mientras que las consideradas no fundamentales, podrán hacerlo al 30%.