'Por usar celular, doctora no atendió a menor'

La infante permaneció desde las 10 de la mañana y hasta las 4 de la tarde en la clínica de Ávalos con una picadura de araña en su rostro sin ser revisada por un galeno, acusó el padre

Staff
El Diario de Chihuahua
miércoles, 21 agosto 2019 | 12:05
Silvestre Juárez/El Diario |

Chihuahua.- Por estar en el celular y traspapelar los turnos una doctora de la Clínica del IMSS en Ávalos dejó, desde las 10 de la mañana y hasta las 4 de la tarde, a una niña sin atención y con una picadura de araña en su rostro, denunció el padre de familia. Según manifestó el afectado, tras casi obligar a la doctora a atender a su hija, la trabajadora sólo le dio un pase para acudir al Morelos sin ningún tipo de medicamento por lo que decidió en cambio llevarla a un particular. 

Este testimonio se suma al de varios pacientes que señalaron que la clínica que atiende al sector sur de la ciudad ha sobrepasado el límite de atención, por lo que decenas de pacientes esperan varias horas para ser atendidos. No obstante señalaron que las doctoras que laboran en el lugar tienen muy mal trato para con ellos y son prepotentes. 

En el primer caso que se cita la doctora fue identificada como Alma Delia Gutiérrez. El afectado dijo que llevó a su hija luego de que se le hinchara el rostro, que afectó su ojo. A pesar de que llegaron a las diez de la mañana, luego del cambio de turno la doctora comenzó a pasar pacientes sin ningún tipo de orden o control a lo que el padre le manifestó que tenían varias horas de espera y estaban en la lista. 

No obstante la respuesta de la doctora fue que no le gritara armando una discusión entre los pacientes que también le manifestaron que la niña tenía mucho tiempo en espera. 

Por su parte otro de los pacientes señaló que la doctora Mayra Engracia Puga le dio una atención deficiente y como revanchismo por su reclamo le quitó el riesgo de trabajo y su incapacidad. 

“Cuando me pasaron con ella la doctora estaba con el celular, estaba mensajeando como si yo no estuviera ahí. Entonces le dije, oye disculpa ¿me vas a atender?, entonces me agarró el dedo y lo dobló a fuerza y me dice, no traes nada, pero yo tengo ya lastimado un tendón y no puedo doblarlo. Entonces me ponen que no es riesgo de trabajo y yo así no puedo volver a trabajar”, acotó el paciente. 

Como estos casos muchos de los derechohabientes manifestaron que la atención es pésima, mientras que la saturación de los servicios los obliga a enfrentarse a un sistema médico que consideraron fallido. 

Por su parte el Instituto Mexicano del Seguro Social en Chihuahua informó que darán seguimiento al caso turnándolo al departamento correspondiente.