Por su lealtad a Villa, Chihuahua fue castigado en el proceso constituyente

102 aniversario de la Constitución Mexicana

Alejandro Vargas
El Diario
martes, 05 febrero 2019 | 06:00

En el marco del 102 aniversario de la Constitución Mexicana de 1917, David Alfredo Calderón, historiador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), recuerda cómo el estado fue castigado por su lealtad al convencionista Francisco Villa sobre el constitucionalista Venustiano Carranza.

A través de la Convención de Aguas Calientes de 1914 se nombró como presidente de la República a Eulalio Gutiérrez, por lo que la inconformidad de Venustiano Carranza –quien fue el jefe de los constitucionalistas– no se hizo esperar, ya que buscaba proclamarse como jefe máximo del Ejecutivo.

“Carranza se va a Veracruz y comienza un conflicto entre convencionistas y constitucionalistas. Una vez que triunfó sobre los convencionistas, todos los estados de la Convención resultaron castigados en el sentido de los representantes que integraron el congreso constituyente. Uno de esos estados fue precisamente Chihuahua, que apoyó, no  su totalidad, a Francisco Villa, quien estaba de lado de la Convención”, dijo. 

Por lo anterior, únicamente una persona en representación de Chihuahua ocupó un lugar entre los 138 constituyentes de 1917.  

Se trata de Manuel M. Prieto, quien fue titular de la Administración de Aduanas y presidente municipal de Ciudad Juárez en el gobierno maderista.

Antes de dicho acontecimiento, durante “el conflicto de facciones” en el que se dio la muerte del presidente Madero y llegó el huertismo.

“Hay varias facciones que comienzan a levantarse, y que ahora ven como enemigo en común a Huerta. Entonces, los carrancistas, los zapatistas, los villistas, los obregonistas, se unen con el propósito de tumbarlo”, sostuvo Calderón.

Continuó: “Una vez que lo lograron, nombraron una convención. Esta convención la llama Carranza con el propósito de que se reúnan los ejércitos revolucionarios y establezcan un proyecto de nación, donde nombren a un presidente interino que convoque a elecciones. Él quiere ser el presidente interino, y posteriormente constitucional, pero la Convención de Aguas Calientes no lo eligió como interino”. 

Esto ocasionó el conflicto entre convencionistas y constitucionalistas, siendo los últimos quienes estuvieron a favor de Carranza como el jefe supremo de la revolución. Luego de derrotar a los zapatistas y villistas, Carranza derrocó al interino proclamado en la convención: Eulalio Gutiérrez. 

“Carranza nombra al congreso constituyente que le va a dar forma a la nueva constitución mexicana. El propósito de Carranza era ser el presidente, y es por eso que después de la constitución lo vamos a ver como la figura del presidente de la República”, puntualizó.   

A su vez, Calderón indicó que luego de diversas reformas, la Constitución de 1917,  “que fue elaborada por la clase media”, se ha modificado por lo menos en un 80 por ciento sirviendo a una partidocracia con una política económica neoliberalista. 


[email protected]