Estado
Diario

Por pereza, no avanza la alerta de género

Trabajo de académicas es sólo una táctica dilatoria, reclaman mujeres

El Diario de Chihuahua
El Diario de Chihuahua
El Diario de Chihuahua

Salud Ochoa / Bernardo Islas
El Diario de Chihuahua

miércoles, 23 septiembre 2020 | 10:10

Chihuahua— El grupo de trabajo creado para atender la solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres no ha concluido las investigaciones requeridas por “pereza”, ya que no quieren trabajar, no acuden a las colonias para levantar las estadísticas de la violencia hacia la mujer y por eso no hay avances, señaló la académica y feminista Gabriela Borunda. 

Lo anterior, dijo, no resulta extraño ya que siguen los pasos del gobernador del estado, Javier Corral, que sólo atiende los trabajos si están relacionados con el golf y el tenis, por lo cual el proceso para la declaratoria de Alerta de Género para el estado está detenido.

Borunda abundó en que la referida alerta, solicitada desde hace 15 meses por la Comisión Estatal de Derechos Humanos, debe ir acompañada por una serie de programas y sus respectivos recursos encaminados a disminuir los índices de violencia hacia la mujer, mismos que en múltiples ocasiones terminan en homicidios.

“Este equipo de trabajo no sólo debe elaborar un informe, si no generar un proyecto de acciones a aplicarse para disminuir los índices delictivos contra las mujeres”, apuntó Borunda.

En este sentido, Norma Ledezma Ortega, representante de organización “Justicia para Nuestras Hijas”, habló hace apenas unos días respecto al tema y la falta de voluntad que se ha hecho evidente, ya que la solicitud fue enviada desde julio de 2019 y a la fecha no se ha concretado nada.

Ledezma hizo hincapié en que mientras no se ponen de acuerdo para anunciar la Alerta, siguen matando a las mujeres, y para muestra están las estadísticas publicadas por la Fiscalía General del Estado, las cuales marcan un incremento este año en comparación al 2019 en el mismo periodo.

Dijo que no hay pretexto por la pandemia provocada por el Covid-19 o las vacaciones para no concluir el estudio de Alerta de Género, ya que los feminicidas no toman descanso, ellos siguen asesinando a las mujeres.

La derechohumanista recalcó que el problema es en las autoridades, ya que las colaboradoras de la sociedad civil, quienes participan en el estudio, han sido sus aliadas, pero son las autoridades las encargadas de dar a conocer los resultados y avanzar en el proceso.

Señala que estos meses son políticos, debido a que el año entrante hay proceso electoral, lo cual podría afectar el proceso del estudio, ya que algunos personajes de la política podrían tomar como bandera el tema de la violencia de Género.

En este último punto coincidieron otras organizaciones civiles y feministas quienes indicaron que el trabajo de investigación que en apariencia realizan las 4 investigadoras –locales y foráneas- para dar paso a la solicitud de alerta de género en Chihuahua, es solo una táctica dilatoria ya que las cifras de violencia contra la mujer se generan de manera oficial mensualmente y lo único que tendrían que hacer es compilarlas.

Diversas voces de mujeres chihuahuenses cuestionaron la tardanza del proceso, misma que aseguran, solo se ha dado porque las agrupaciones feministas allegadas al gobierno estatal no quieren “ponerle la papa caliente” ni presionar al gobernador Javier Corral ya que, la alerta pudieron haberla pedido de manera directa por el número de feminicidios o cifras de violencia que se tienen en la entidad.

“Ya tenían la información, solo debían integrarla en un formato especial y meterla. De acuerdo al mecanismo, el grupo de académicas es necesario para cuando ya se presentó la solicitud la revisen, pero en Chihuahua decidieron que fueran ellas las que se encargaran de hacer una supuesta investigación que solo está retrasando las cosas”, indicaron.

La solicitud presentada desde hace más de un año, está “atorada” en el paso 3 del mecanismo de alerta de género, publicado en la página oficial del Instituto Nacional de las Mujeres, donde hace alusión a la presencia de las investigadoras. En ese “momento” del proceso, llevan alrededor de un año y no ha sido posible destrabarlo a pesar de que en un principio se dijo que el proceso completo tardaría de 3 a 4 meses.

El tema de la alerta, señalaron las quejosas, ha sido siempre un asunto de voluntad política ya que la propia presidenta del Congreso, Blanca Gámez –perteneciente también al movimiento estatal de mujeres- ha dicho que no hay necesidad de emitir la tan llevada debido a que los recursos económicos que conlleva son muy pocos y aquí –asegura- se cuenta con otros mecanismos preventivos. Sin embargo, el trabajo de prevención a todas luces es nulo porque las mujeres siguen siendo objeto de violencia.

“Es una serie de omisiones que se han presentado. Algunas feministas ya tenían la experiencia de las solicitudes hechas en otros estados y saben cómo han avanzado, tuvieron los elementos para hacer la propuesta y les pegó. Dijeron “por aquí nos vamos”, colocaron como lo máximo es asunto de las investigadoras que, en lo aparente se ve como real pero en la práctica la intención es dilatar el asunto lo más posible. Es una cadena de omisiones, falta de gestión y vinculación del propio gobernador con el congreso en donde tiene mayoría y no hizo nada al respecto. No le interesa por eso no lo hizo. El grupo de académicas son parte del mecanismo pero no son necesarias para presentar la solicitud”.

Para las críticas del proceso, el tema continuará manejándose durante los próximos meses pero no se activará en esta administración sino que ciertos grupos feministas, lo tomarán en el nuevo gobierno como bandera para exigir lo que les dará la posibilidad de presionar y posicionarse. En este momento la alerta es una falacia, dicen, ya que se encuentran en un “estira y afloja” con el gobernante a quien simplemente no le gusta el asunto, por el contrario, le molesta.

“Esto no será tema hasta que empiece el proceso electoral”, señalaron. En este contexto, las cifras dadas a conocer por la Fiscalía General del Estado y del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, muestran que en el lapso comprendido entre el 1 de enero al 14 de septiembre de 2020 muestran que se han registrado 223 asesinatos de mujeres; mientras que en el mismo periodo del 2019 fueron 184, por lo que este año hay 39 víctimas más. La alerta mientras tanto, duerme el sueño de los justos.

Aunado a lo anterior el estado de Chihuahua no cumplió con las medidas provisionales solicitadas por la Conavim, quien desde hace 450 días recibió la solicitud de declaratoria de alerta de violencia de género contra las mujeres por violencia feminicida para cinco municipios, y a la fecha todavía no se han emitido las conclusiones.

Declaratoria de Alerta de Género en Chihuahua va en tercer paso

La Declaratoria de Alerta de Género para varios municipios de Chihuahua, solicitada por la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) el pasado 24 de Junio de 2019, está en el tercer paso del proceso, debido a que no se ha entregado el informe de la investigación.

Fue en el mes junio de 2019, cuando la CEDH presentó ante el Instituto Nacional de las Mujeres en su calidad de Secretaría Ejecutiva, una solicitud de declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) por violencia feminicida para los municipios de Juárez, Chihuahua, Cuauhtémoc, Parral y Guadalupe y Calvo.

La AVGM es un mecanismo de protección de los derechos humanos de las mujeres único en el mundo, establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y su trámite para emitirla o concederla lo describe el Reglamento de dicha Ley.este consiste en un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia de género y/o la existencia de un agravio comparado que impida el ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres, en un territorio determinado (municipio o entidad federativa); la violencia contra las mujeres la pueden ejercer los individuos o la propia comunidad. (Artículo 22 de la Ley de Acceso).

Cuyo proceso inicia con la Admisión de la Solicitud de Alerta de Violencia de Género contras las Mujeres (Savgm), el segundo paso es conformar un Grupo de Trabajo para atender la petición (este ya fue conformado en el mes de septiembre del año pasado).

El tercer paso es la realización de la investigación del Grupo de Trabajo para atender la Savgm, que es donde va en el caso de Chihuahua, debido a que aún no se ha integrado el informe el cual presenta propuestas que serán enviadas al estado y este tiene 6 meses para cumplirlas.

Para el cuarto paso, tras pasar estos seis meses, el Grupo de Trabajo analiza las acciones realizadas por la autoridad estatal y emite un dictamen, dependiendo del resultado la Secretaría de Gobernación declara o no la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), este sería el último paso.

Este trabajo tiene como finalidad el garantizar la seguridad de mujeres y niñas, el cese de la violencia en su contra y/o eliminar las desigualdades producidas por una legislación o política pública que agravia sus derechos humanos. (Artículo 23 de la Ley de Acceso).