Ponen criminales en jaque a la FGE

Controlan casi todo el estado

De la Redacción
El Diario de Chihuahua
domingo, 25 agosto 2019 | 10:04
El Diario de Chihuahua |

Chihuahua— Ariana Carrillo, alias “La Inge”,  Luis Carlos V. R. alias “El Topo”, Antonio Leonel Camacho Mendoza, alias “El 300 de Parral” y dos sujetos identificados como “El Placas” y “El Doctor”, son los principales responsables de la violencia que se vive en el centro-sur del estado, de acuerdo con información de la Fiscalía General del Estado (FGE).

“La Inge”, ha sido señalada como la responsable de los ataques a elementos de las fuerzas estatales en la capital del estado, mientras que “El Topo y El Doctor”, mantienen una alianza para controlar el suroriente de la ciudad de Chihuahua y municipios como Aquiles Serdán, mientras que “El Placas” opera en la zona de Camargo, territorio en donde también tiene presencia “El 300 de Parral.

En esta región, operan grupos como Gente Nueva, La Línea, Aztecas, Mexicles y Artistas Asesinos que son los brazos armados de los cárteles de Juárez y Sinaloa, organizaciones criminales que desde hace más de una década, mantienen una cruenta disputa por el control del territorio en el estado de Chihuahua y que ha dejado a miles de muertos, propiciando que la entidad se encuentre dentro de las más violentas del país.

En el caso de la capital del estado, Luis Carlos V. R. Alias “El Topo” y “El Doctor”, mantienen una alianza que los ha convertido en los principales generadores de violencia en el sector suroriente de la capital del estado, así como en Aquiles Serdán y su dominio se extiende hasta Delicias, pues mediante una alianza estratégica que mantienen, controlan el narcomenudeo, la desaparición de personas, secuestros y homicidios q y pertenecen al grupo delictivo “Gente Nueva”, que opera para el Cártel de Sinaloa; cabe señalar que “El Topo” fue detenido en 2009, por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El pasado 26 de julio, elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE), realizaron un cateo en ocho viviendas de la colonia Punta Oriente, bajo el reporte de que esas fincas son utilizadas como casas de seguridad de “El Topo”, en su interior se encontraron diversos artículos como básculas grameras, imágenes y estatuillas de la santa muerte, equipo de video vigilancia, así como laboratorios para la elaboración de cristal y vehículos robados, todo esto quedó a disposición de las autoridades, sin embargo, no se reportaron detenciones.

Aquel sector ha sido señalado como uno de los más conflictivos de la ciudad, en donde los grupos criminales aprovechan la demarcación territorial para moverse de Chihuahua a Aquiles Serdán y mantener el control de poblados como San Guillermo, Santa Eulalia y Santo Domingo, este último, es dónde se localizó el tiro de mina en cuyo interior se encontraron cinco cuerpos, uno de ellos se identificó como el de la joven Ivannia Perea Prieto.

En contraparte, Ariana Carrillo, alias “La Inge”, opera para La Línea, la mujer ha sido señalada como la responsable de los ataques a elementos de la Policía Estatal en la capital del estado; en enero de 2018, se logró la detención de diez sicarios que dijeron trabajar para esta persona. 

En la zona de Camargo, opera una persona que se le conoce como “El Placas”, de quien no se tiene mucha información y pudiera tener parentesco con “El Cumbias”, sin embargo la región está en disputa con “El 300 de Parral”, quien mantiene el control en el corredor Parral-Jiménez y su dominio se extiende a San Francisco de Conchos y Valle de Zaragoza; el pasado mes se logró la detención de siete sujetos en Coronado, que trabajaban para él y se les relacionó como los posibles responsables del levantamiento y asesinato de cuatro policías municipales en Conchos.

La Fiscalía General de la República (FGR), mediante el oficio FGR/UTAG/DG/001501/2019, que se dio a conocer en mayo del presente año, reconoce que en México operan 37 cárteles de la droga y establece que en Chihuahua operan grupos como; Los Salazar, Los Mexicles, Artistas Asesinos, Gente Nueva, La Línea y Los Aztecas.

El fiscal César Augusto Peniche Espejel ha declarado que, en Chihuahua el combate al crimen organizado se hace sin distinción y sin apoyar a un determinado grupo de la delincuencia organizada, destacando que desde el 2016, se ha logrado la detención de más de 30 líderes criminales, algunos de ellos considerados como objetivos principales y que operan para los dos cárteles que mantienen presencia en el estado, en sus distintas ramificaciones.

Otros líderes criminales que operan en el estado son; Ruperto Salgueiro Nevárez alias “El 37”, hermano de “El Flaco Salguiero”, su dominio se extiende a la región de Parral; Eddi Zafiro Ibarra alias “El Zafiro”, tiene presencia en Creel y Guachochi, principalmente en este último por tener ahí su base de operaciones. Esta persona aparece entre los más buscados tanto por la Fiscalía General de la República (FGR) como la Fiscalía General del Estado (FGE), y cuenta con una orden de aprehensión.

José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, también opera en algunos puntos de Creel aunque es Urique donde mantiene mayor presencia. Este sujeto es buscado por la FGE por el homicidio de un norteamericano identificado como Patrick Braxton, pero hasta el momento no lo han podido capturar.

Francisco Arvizu Márquez alias “El Jaguar”, despliega su gente por los municipios de Madera, Gómez Farías, Ignacio Zaragoza, Namiquipa.

Édgar Alfredo Gamboa Sosa, alias “El 11”, hermano del fallecido César Raúl alias "El Cabo", con apoyo de "El Jaguar", tomó la “plaza” de Cuauhtémoc y empezó a trabajar por su cuenta con ayuda de sus hermanos, de otros familiares y de policías preventivos, hasta quedar al mando del grupo Gente Nueva de “El Tigre”.

Antonio Amado Núñez Meza “El M11”, tiene base de operaciones en Juárez y Chihuahua, donde da las órdenes directas a los brazos armados Artistas Asesinos y Mexicles; Melquiades Díaz Meza, alias “El Chapo Calín” o “El 10”,  mantiene operaciones en Guachochi, Batopilas.