Policías acusados de desaparición forzada saldrían sin ser juzgados

Niegan extenderles la prisión preventiva

Staff
El Diario de Chihuahua
sábado, 07 septiembre 2019 | 13:38
Tomada de Internet | Foto ilustrativa

Chihuahua.- Los tres elementos de la Policía de Buenaventura detenidos en 2017 por presunta desaparición forzada de dos jóvenes de Durango, no han sido juzgados y podrían quedar fuera de prisión en noviembre de éste año, ya que ese mes se les vence la medida cautelar de prisión preventiva impuesta hace casi 2 años.

El dato tomó relevancia ayer en una audiencia realizada en la Ciudad Judicial, en la que la representación del Ministerio Público informó que en octubre de 2018 se declaró hacer juicio oral en contra de Enrique L.S, Héctor Manuel A. C., y Manuel Héctor A.S., director, subdirector y policía de ese municipio, pero a la fecha no se ha agendado. Por ello pidió ayer ante juzgado que se suspendiera el cómputo de prisión preventiva en contra de los investigados, desde octubre del año pasado, con la finalidad de que no se venciera esa medida en noviembre y pudiera extenderse casi un año más, sin embargo no se les concedió y en noviembre tendría que hacer nuevamente la petición.

El Código Nacional de Procedimientos Penales establece que el juicio debe iniciar no antes de 20 ni después de 60 días naturales una vez decretado que vaya a realizarse. Pero desde octubre e inclusive meses antes, los imputados promovieron 2 amparos que la Fiscalía considera dilatorios para continuar el proceso.

La defensa argumentó que la medida de tenerlos encerrados puede durar 24 meses, como lo indica el Código Nacional de Procedimientos Penales, y rechazó que los amparos hayan detenido el proceso como tal.

Los amparos a los que se refieren son por una declaratoria de no sobreseer el caso, es decir, que ellos buscaban dejar sin efecto las acusaciones en su contra, al considerar la inexistencia de elementos, y el otro es porque el distrito judicial Morelos, con sede en Chihuahua, atrajo el caso, que se llevaba en el distrito Galeana, con cabecera en Nuevo Casas Grandes, aunque los 3 permanecen en el cereso de éste último municipio.

Ante esos argumentos, el juzgado determinó instruir al Tribunal de Enjuiciamiento para agendar el proceso contra los 3 imputados y rechazó una petición del MP para trasladarlos al Cereso de Aquiles Serdán, aunque estableció que en su momento se podría llevar el juicio por videoconferencia o, si así lo determinan los jueces que vayan a emitir sentencia, moverlos de centro penitenciario.

La relatoría del caso indica que el 12 de mayo del 2017, en la entrada al poblado de Buenaventura, por el rumbo de Ignacio Zaragoza, a la altura de una gasera, los agentes municipales detuvieron a las víctimas y a otra persona.

Las víctimas viajaban en una camioneta GMC Envoy, modelo 2002 y en un auto compacto.

Fueron trasladados a la comandancia e interrogados por el jefe de la policía Enrique L.S., posteriormente ordenó que la tercera persona detenida que acompañaba a las víctimas fuera puesto en libertad, no así a las otras dos, de quienes presuntamente ocultaron su detención.