Estado

Podría haber en la Sierra el triple de contagios de los que reporta el Estado

Los casos de Covid se agravaron desde la semaforización naranja, con la llegada de turistas y viajeros

El Diario de Chihuahua

lunes, 23 noviembre 2020 | 08:18

El Diario de Chihuahua

Chihuahua- Los casos por Covid que se registran en la Sierra Tarahumara y que se han presentado en las cifras oficiales de la Secretaría de Salud son apenas una tercera parte de las que realmente están sucediendo, sobre todo en la población rarámuri, consideró el obispo de la Tarahumara, Juan Manuel González, ya que señaló, en la Sierra no existe certidumbre o forma de comprobar que alguien ha contraído el virus, asimismo fue hasta octubre cuando apenas se instituyeron filtros sanitarios, mientras que la población no desea ser trasladada a Chihuahua ante la saturación de hospitales.

“Le diré que los números de casos son muy relativos, porque los que aparecen en las noticias son tres veces más, yo creo que no se han registrado, porque la gente tiene mucho temor de ir a hacerse la prueba y que lo manden a Chihuahua, porque se sabe que están saturados los hospitales por lo tanto no se animan, entonces la gente que tiene algún síntoma prefiere consultar algún doctor y cuidarse nomás haciendo cuarentena. Pero aquí le soy sincero, no sabemos distinguir si es gripa, por la entrada del frío, sea influenza o verdaderamente es Covid”, detalló el obispo de la Diócesis de la Tarahumara.

Señaló que en la Sierra se cuenta con poca infraestructura hospitalaria, en San Juanito y Guachochi se cuenta con unidades móviles, también en Santa Teresita, en el hospital de Cisoguichi, sin embargo no existen áreas Covid, por lo que los enfermos sólo son revisados y se les manda a casa a pasar la cuarentena.

Explicó que apenas en el mes de octubre, siete meses después del inicio de la pandemia en Chihuahua, lograron a través de la gestión de la arquidiócesis en Creel obtener recursos para emplear hasta 80 personas que forman filtros sanitarios, debido a que la atención de las autoridades sanitarias fue poca en la zona Serrana.

Los contagios, dijo, se agravaron desde la semaforización naranja con la llegada de turistas y viajeros a la Sierra, lo que pudo haber propagado el virus en la población, pues tampoco se contaban con medidas estrictas de prevención. En cuanto al número de decesos por causa de coronavirus existe desinformación, ya que al no haber pruebas no se tiene la certeza de las causas de muerte, lo que no obstante señaló que no es aún una situación alarmante, aunque consideró que sí hay algunos, sobre todo también de personas de la Sierra Tarahumara que fallecen en Chihuahua.

Si bien la situación de hambruna que enfrenta la población rarámuri de la Sierra indicó que desde el mes de marzo se conformó una Mesa de Seguridad Alimentaria en la que participan gobierno del estado, asociaciones civiles que trabajan en la Sierra, empresarios y diócesis se han empeñado en lograr incidir en el combate al hambre.

close
search