Estado

‘Pleitos de Corral causaron la muerte de agentes’

Por disputas con la Federación, Guardia Nacional no intervino, señala padre de policía caído

Juan Alanís/ El Diario de Chihuahua

De la Redacción
El Diario

miércoles, 07 abril 2021 | 06:00

Chihuahua— Las diferencias del gobernador Javier Corral Jurado con el Gobierno federal, causaron la muerte de cuatro elementos de la policía estatal que fueron emboscados hace una semana en la comunidad de La Concha, municipio de Temósachic, acusó Sergio Luna, padre del oficial Sergio Arturo Luna Escalante, uno de los oficiales que perdió la vida en dicho enfrentamiento.

Dijo que días antes de la emboscada que sufrieron en La Concha, en la que cuatro elementos perdieron la vida y siete más resultaron lesionados, su hijo le había manifestado que no estaban contando con el respaldo de la Guardia Nacional, por las diferencias existentes entre el Estado y la Federación y tenían que patrullar con sus propios recursos y las carencias, en unidades que presentan deficiencias mecánicas.  

El padre del oficial caído, originario de Parral, expuso que tuvo la oportunidad de platicar con su hijo unos días antes de la emboscada, ahí le platicó que, la situación estaba difícil, pues la zona se había “calentado” mucho a raíz de los enfrentamientos recientes que se habían tenido y que, tenían que enfrentar a los grupos delincuenciales solos, debido a que, las fuerzas federales no estaban interviniendo. 

Le explicó que, debido a los disputadas del gobernador con la Federación y las diferencias establecidas, la Guardia Nacional no intervenía en ese tipo de patrullajes y no acudía en apoyo al momento de los enfrentamientos a pesar de que sus elementos se encontraran a escasos minutos de distancia. 

Comentó que, es incomprensible la forma en cómo se manejan a nivel gobierno, mientras a los policías los tienen trabajando con equipos defectuosos, pues las mismas patrullas presentan deficiencias mecánicas.

Cuestionó la cerrazón y la opacidad con la que se manejan las autoridades, pues indicó que, cuando se dio cuenta del enfrentamiento, acudió al destacamento de la Policía Estatal en Parral para preguntar por su hijo y no le dijeron nada y preguntó en Chihuahua y tampoco le brindaron información.

Al día siguiente de los hechos, acudió a su domicilio personal de psicología de la Comisión de Víctimas para tratar su duelo, cuando él ni siquiera sabía que su hijo se encontraba entre los agentes abatidos “se me hace una mentada de madre ese asunto”, expuso.

El cuerpo de su hijo fue trasladado al Servicio Médico Forense en Cuauhtémoc, en dónde tuvo que esperar más de cinco horas para que se lo entregaran, criticando el actuar del personal de esa dependencia. 

“Todas esas cosas no se me hacen buenas, es algo inhumano, al parecer para ellos es normal, pero para uno no”, mencionó.