Estado

Pierden salones 200 millones de pesos por restricciones

Se acaba el año y se quedan sin posibilidades de abrir para recuperarse

Sergio Alvídrez/ El Diario

Staff
El Diario de Chihuahua

miércoles, 30 diciembre 2020 | 12:35

Chihuahua.- Unos 200 millones de pesos dejaron de percibir este mes los 400 salones de fiestas afiliados o no a la Canaco de Chihuahua, ante la imposibilidad de abrir los establecimientos para posadas, bodas, cumpleaños y fiestas de fin de año a causa de la pandemia, estimó ayer el presidente de la Sección Especializada de Salones de Eventos, Alejandro Lazarotto.

Subrayó que “diciembre fue tremendo, ya que prácticamente se paró todo” y ahora el gremio enfrenta una situación desesperada, y con ellos, todos los otros negocios y prestadores de servicios que están a su alrededor como músicos, empresas de diseño y arreglos, estilistas y meseros, entre otros.

La pérdida anual del segmento está proyectada en más de mil 750 millones de pesos por la inactividad durante la mayoría de los meses.

Informó que en este mes se sumaron otros cuatro empresarios a la lista de los que ya no van más en el giro.

Algunos dejaron de rentar el inmueble que utilizaban, otros que eran propietarios ya lo rentaron para que se utilice en otra cosa y unos más ya no lo trabajarán y no lo dejan porque viven ahí, como es el caso de las granjas.

Alejandro Lazarotto dijo que, ante la negativa de las autoridades a reabrir los salones de eventos para evitar riesgos de contagios y aglomeraciones, diversos empresarios del giro se dedicaron a hacer otras cosas para poder sobrevi vir.

Ejemplificó que sabe de asociados que en este tiempo se dedicó a la jardinería, otros elaboraron arreglos para regalos y en la decoración de los lugares, entre otras actividades.

Sin embargo, apuntó que para algunos de ellos habría trabajo no más allá del 24 de diciembre y ahora sí vendría para ellos la complicada cuesta de enero y ver de nuevo cómo le van hacer para subsistir.

El presidente de la Sección Especializada de Salones de Eventos, lamentó que con la inactividad de este giro de servicios, no sólo ellos han tenido graves pérdidas económicas, sino mucha gente más, ya que de ésta depende una grande cadena de comercios y servicios.

Alejandro Lazarotto expuso que aquí están involucrados de las mismas tiendas de abarrotes, los pintores, estilistas, los que rentan mobiliario, servicio de decoración, músicos, boleros y meseros, entre otros.

Dijo que a los meseros se les pegó duro en su calidad de vida, ya que con dos días de trabajo ganaban hasta cinco mil pesos de entrada y ahora sólo aspiran a unos mil 200 pesos a la semana.

Alejandro Lazarotto estimó que este mes se habría perdido al menos unos 200 millones de pesos considerando el número de salones de eventos que hay en la ciudad.

Finalmente dijo que están en la lucha de sacar esto adelante y atendiendo las indicaciones de las autoridades, aunque no dejan de estar desesperados. (Con información de Manuel Quezada/ El Diario)