Estado
Proceso se reanuda hoy

Piden desestimar cargos contra Maru; ‘pierden’ testigos otra vez

Se extiende audiencia de vinculación tras sesión de más de 15 horas

El Diario de Chihuahua / María Eugenia Campos Galván

Federico Martínez
El Diario de Chihuahua

jueves, 01 abril 2021 | 08:26

Chihuahua— Por más de 15 horas continuas (al cierre de esta edición) de la audiencia de vinculación o no a proceso en contra de María Eugenia C. G., María A. S. y Rodrigo D. R. por el delito de cohecho, el juez estuvo escuchando los alegatos de ambas partes.

Pedro Gómez Ibarra, defensor de María Eugenia, pidió al juez de Control que desestimara las declaraciones de los dos testigos con identidad reservada que no se presentaron a declarar ayer.

Lo anterior lo justificó con el argumento de que, al no cumplir con el llamado de la autoridad para que fueran interrogados por parte de la defensa, perdían credibilidad en sus dichos, al desestimar un llamado como fue el caso del juez.

Como parte de lo agendado en la audiencia, se logró ubicar sólo a uno de los cuatro testigos que la defensa de los justiciables solicitó que se presentaran a declarar, de los cuales tres eran de identidad reservada.

De estos tres testigos que no acudieron, la Fiscalía General del Estado, por medio de diversos oficios, informó que uno de ellos no podía asistir debido a que al parecer tenía síntomas de Covid-19.

Sobre un segundo testigo, al cual se localizó en su casa, un familiar dijo que contaban con una prescripción médica que le indicaba que debía guardar estricto reposo debido a complicaciones cardiacas y alta presión.

Un tercer testigo no fue hallado en su domicilio, por lo que sólo se presentó el identificado bajo el nombre de José Daniel M. H., elemento de la Agencia Estatal de Investigación, quien narró cómo lo pusieron a indagar sobre supuestas denuncias por desvíos de recursos que habían sido investigadas por la dependencia, por lo que todo lo que localizó con este contenido se debió de entregar a la FGE.

La defensa de Rodrigo llevó como testigo a Gerardo L. S., chofer particular del exdiputado del 2013 al 2016, quien fue cuestionado sobre su actividad.

Algunas de las preguntas que se le hicieron fueron en el sentido de si usaba el vehículo oficial del Congreso del Estado sólo para trasladar al exlegislador durante los tres años en que laboró para él, a lo cual respondió afirmativamente.

Negó que en alguna ocasión a su jefe se le entregara un sobre o caja a bordo de la camioneta oficial, esto para buscar desacreditar el supuesta reparto de recursos económicos a Rodrigo en específico en el estacionamiento de la Secretaría de Hacienda.

Extitular de la PGR, en la defensa

Antes de que se procediera a interrogar al testigo se incorporó a la defensa de María Eugenia el exprocurador general de la República, Arturo Chávez Chávez.

El litigante aceptó ser parte del equipo de defensores de la alcaldesa con licencia, razón por la que ahí mismo se le tomó protesta.

Chávez Chávez estuvo conectado por videoconferencia desde otro estado.

Presentan pruebas de que Maru no aprobó bursatilización

Con una entrevista televisiva del 2016 y el Informe de Resultados de la Auditoría Financiera y Obra Pública Capítulo I, emitido por la Auditoría Superior del Estado (ASE) y firmado por el contador público Jesús Manuel Esparza Flores en el 2014, Pedro Gómez Ibarra, defensor de la alcaldesa con licencia, buscó acreditar ante el juez que su representada no aprobó la iniciativa de la bursatilización del exgobernador César Duarte Jáquez.

Mediante la entrevista televisiva, en la que participaron en su calidad de diputados Eloy García Tarín y César Jáuregui Moreno, se aclaraba que María Eugenia no había votado a favor a de la bursatilización de 25 mil millones de pesos, por lo que no era lógico que recibiera una determinada cantidad de dinero por parte del Estado, por aprobar dicha iniciativa.

El otro medio de prueba presentado fue el Informe de Resultados de la Auditoría Financiera, en el cual se llevó a cabo la revisión contable, administrativa para el ejercicio fiscal 2014 de Gobierno del Estado de Chihuahua, por lo que no correspondía a la comisión de fiscalización del Congreso, sino a la ASE, emitir las observaciones de dicho ejercicio fiscal.

Ante esto, era ilógico que la acusada tuviera que tomar dinero como dádiva por parte del exmandatario estatal, al aprobar la cuenta pública del 2014 pese a las diversas irregularidades.

Reitera notario número 4 que no vio recibos originales

Otra de las pruebas de la defensa de María Eugenia fue una serie de preguntas que le hicieron al notario público número 4, Luis Raúl Flores Sáenz, quien negó haber visto el original de las copias de cheques que presentaron para acusarla, razón por la que no podría asegurar que en su despacho se firmaron y sellaron dichas copias.

Lo anterior fue presentado por uno de los defensores de la alcaldesa con licencia como una de las pruebas de que Maru no tenía nada que ver con la “nómina secreta”.

Fue una serie de preguntas que el juzgador le hizo por medio de un escrito al fedatario público el pasado 22 de marzo y cuya respuesta envió el 23 del mismo mes.

Lo primero que se le cuestionó fue si tuvo alguna vez a la vista los 44 recibos firmados por su representada, respondiendo que no, además de que tampoco había estado presente en el momento en que se firmaron.

Flores Sáenz, actualmente suspendido como notario, negó haber estado al momento en que supuestamente le entregaron el dinero a María Eugenia C. G. de esos recibos.

Al cuestionarle si realizó la certificación notarial de los recibos, comentó que eso sólo lo podía responder ante la autoridad notarial. (Federico Martínez / El Diario)

fmartinez@diarioch.com.mx