Pide Canaco gravar compensaciones de funcionarios

Pese a ello, empresarios defienden salarios altos en la administración pública

Manuel Quezada Barrón/
El Diario
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Chihuahua– El presidente de Canaco, Carlos Fierro Portillo dijo ayer que aunque los sueldos del gobernador y su gabinete se encuentran dentro del rango del mercado laboral, es necesario que se busque gravar poco a poco, las compensaciones que reciben.

Los sueldos deben ir en función de la responsabilidad del cargo, conocimiento y productividad, señaló el líder del comercio organizado, y añadió, que si se ofrecen ingresos bajos en la función publica, la gente capacitada optaría por dejar su cargo para ir a trabajar al sector privado.

Carlos Fierro dijo que en el ámbito nacional el presidente de la República se bajó el sueldo a poco más de 100 mil pesos mensuales, por una medida personal que consideró conveniente.

No obstante, si el día de mañana se le corre bajarse aún más su ingreso, no podría ser posible bajarlo también a todos los funcionarios públicos.

Señaló que en dado caso habría que poner topes salariales a los funcionarios, pero de acuerdo a cómo está el mercado, no por decreto.

Informó que un director nacional de un banco en México gana fácilmente millones de pesos mensuales, por lo que el mercado es el que dicta los sueldos.

Si el Gobierno requiere mantener la competitividad en sueldos, tiene que tenerlos de acuerdo al mercado y no a rajatabla, decir que no se puede ganar más de 108 mil pesos, como el presidente, porque eso puede llevar a que una persona que es muy capaz se salga de la administración para ir al sector privado o poner su negocio.

El que se salga del Gobierno la gente de mucha calidad y experiencia, puede llevar a tener problemas de otro tipo.

Fierro Portillo dijo que el control salarial por decreto es algo que no le gusta a la Canaco, pero el presidente de México tiene un poder para hacerlo, pero en el mercado no podría funcionar.

Planteó que los 170 mil pesos mensuales que tiene el gobernador de Chihuahua, es adecuado, ya que es un cargo que tiene una responsabilidad enorme, por lo que no se ve como fuera de la realidad.

No obstante, dijo que gravar las compensaciones es algo que se debe corregir, aunque tendría que ser un proceso que deberá llevar tiempo, porque no se puede corregir de la noche a la mañana.

En otro orden, también cuestionó la efectividad de imponer por ley la austeridad en el sector público, aunque añadió que sin duda la exigencia es que se haga buen uso y se cuide el recurso.

Ante la propuesta del Partido de Morena, de eliminar compensaciones, recortar gastos de viáticos, pago de telefonía celular y otras reducciones, dijo que en cuestión de telefonía se ve difícil ajustar más, ya que ahora se encuentran planes muy efectivos de 200 pesos mensuales.

Por lo que hace al recorte de viáticos, dijo que es bueno controlar esas partidas, pero no por ley, ya que no es lo mismo ir a Nueva York a realizar gestiones de atracción de inversiones, que ir a Guachochi, a un evento.

Son cosas que se hacen periódicamente, y no se ve cómo lo puedan controlar por ley, no obstante de que sí se exige una transparencia y control en este gasto.

En cuanto a los sueldos, dijo que se deben establecer con base en la capacidad de cada persona, de sus habilidades y conocimientos.

Finalmente planteó que controlar por ley el sueldo puede atraer una distorsión en el mercado y causar otro tipo de problemas, por lo que el control debe venir vía presupuesto y no por una  Ley de Austeridad.