Estado

Personal de maquiladora podría vacunarse en EU

Busca Index replicar aquí plan puesto en marcha en Baja California

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / Empleados fueron llevados en camiones de personal a recibir el antígeno aquí

Manuel Quezada
El Diario de Chihuahua

jueves, 27 mayo 2021 | 08:26

Chihuahua— La prueba piloto de vacunación de trabajadores de la industria manufacturera de exportación en Baja California promovido por Index-Nacional en coordinación con el Gobierno de México y Estados Unidos, se buscará replicar próximamente en Ciudad Juárez, informó ayer Román Rivas, presidente de Index-Chihuahua.

Consideró que es posible buscar un lugar neutro donde se pueda llevar a los trabajadores fronterizos a vacunar contra el virus de Covid-19, como ya se inició en Baja California en favor de unos 10 mil colaboradores de la industria maquiladora.

Señaló que en el caso de la ciudad de Chihuahua se ve difícil aún poder tener un plan para vacunar masivamente a los trabajadores del sector, ya que no se ha autorizado la compra del biológico al sector privado para suministrarlo.

Esperan a que pasen las elecciones

El presidente de Index-Chihuahua apuntó que quizá hay que esperar a que pase el período electoral para poder saber si se va autorizar la compra. 

A su vez, Luis Manuel Hernández González, presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Índex), informó que, derivado de un acuerdo binacional entre los gobiernos de México y Estados Unidos, gestionado e impulsado por el sector privado de Baja California, se logró que 10 mil trabajadores de la industria maquiladora sean inmunizados contra el Covid-19, con la aplicación de la vacuna Johnson & Johnson de una sola dosis. 

Mencionó que son seis las empresas que están participando en esta primera etapa, en donde se vacunarán a un promedio de mil 500 trabajadores por día en un período de siete días no consecutivos, en una clínica móvil instalada de forma temporal en el UC San Diego Health en San Ysidro.

Resaltó que se trata de un programa sin precedentes que busca la seguridad de los trabajadores y al mismo tiempo acelerar la reactivación económica del sector industrial ubicado en la franja fronteriza. 

Luis Manuel Hernández enfatizó el hecho de que un acto de esta naturaleza demuestra el verdadero poder de dos estados (California y Baja California) que se integran en una sola región, logrando movilizar a los gobiernos, a los consulados y a los representantes de la iniciativa privada para alcanzar beneficios comunes. 

No es fácil

Agregó que lograr una colaboración tan grande como esta no fue sencillo, se da gracias a la suma de voluntades de muchos entes involucrados, no fue fácil gestionar que el gobierno de Estados Unidos permitiera el paso de trabajadores mexicanos a suelo norteamericano para ser vacunados, sin embargo, hoy es una realidad.

En tanto, Román Rivas, presidente de Index-Chihuahua dijo que ahora toca evaluar el resultado del programa, su logística y ver el aprendizaje obtenido para las seis primeras empresas que llevan a una zona neutra a su personal para ser vacunado con la Johnson & Johnson de una sola dosis.

Apuntó que Fabiola Luna de Index-Ciudad Juárez está solicitando apoyo para replicar este modelo en El Paso, Texas.

Precisó que la labor que se hace en Baja California sí genera un costo el cual lo asumen ahora las empresas, algo que también ya se había propuesto aquí.

Román Rivas indicó que el programa que se tiene ahora en Baja California, puede ser fácilmente replicado en Ciudad Juárez y sólo es necesario escoger una zona neutral, un puente y acordar con las autoridades binacionales el proceso de vacunación.