Estado

Permiten operar a locales de centros comerciales

Dan a conocer nuevas medidas de prevención; genera Estado modelo de evaluación y control de los factores de riesgo

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez

Salvador Castro
El Diario de Juárez

miércoles, 25 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— El gobernador Javier Corral Jurado dio a conocer ayer por tarde las nuevas medidas que darán flexibilidad a las restricciones del semáforo en rojo modificado respecto a la apertura de centros comerciales y comercios, además de restaurantes con terrazas.

Señaló que estas medidas se tomaron para dar un respiro a la economía, pero buscando que no ocurra, como ya sucedió, un repunte de los contagios y defunciones.

Mencionó que las medidas fueron aprobadas por el Consejo Estatal de Salud y se busca ir reabriendo la economía poco a poco, aunque señaló que la siguiente medición y cambio puede ser el lunes 30 de noviembre.

Dijo que desde días pasados trabajaron con más de 60 representantes de negocios para la búsqueda de un equilibrio entre la protección de la salud y el cuidado de la economía, por lo que modificaron varias de las restricciones contempladas en el semáforo rojo para flexibilizarla.

Mencionó que generaron un nuevo modelo de evaluación y control de los factores de riesgo que más potencian velocidad en la propagación del virus.

“Lo que queremos es dar un respiro a la economía de servicios, al comercio y turismo que ha sufrido las mayores afectaciones a lo largo de esta pandemia”, expresó.  

Manifestó que las nuevas medidas descansan en hacer efectiva la sana distancia entre las personas y privilegiar los espacios al aire libre.

Dijo que la principal forma de transmitir el contagio sigue siendo a través del contacto por una persona infectada, simplemente cuando respira frente al otro, cuando habla, grita o cuando canta, sobre todo en lugares cerrados, donde las partículas infectadas se acumulan y permanecen por más tiempo.

Mencionó que se ha insistido en el uso del cubrebocas y se avanzó en la estrategia de hacerlo obligatorio, además de poner énfasis en reconvertir espacios cerrados en abiertos, en ventilar y filtrar el aire, aprovechar terrazas y banquetas para restaurantes.

Comité COVID

El gobernador informó que los centros comerciales pueden abrir operaciones a partir hoy, siempre y cuando cumplan con los lineamientos adicionales a los protocolos ya establecidos, siendo un aforo del 25 por ciento en el centro comercial y cada comercio al interior, sin incluir empleados. 

Mencionó que la Secretaría General de Gobierno enviará a cada centro comercial el acuerdo que deberá ser firmado y regresado a la secretaría, estableciendo el número de personas que pueden estar al interior del centro comercial, así como el compromiso a los protocolos establecidos. 

Indicó que en este acuerdo se establecerá el “Comité Covid” del centro comercial, que verificará que los comercios al interior del centro comercial cumplan con los lineamientos y protocolos establecidos.

Señaló que el centro comercial y cada comercio al interior deberán poner de forma visible su aforo permitido; se acordará con cada uno el protocolo de entradas y salidas y el centro comercial establecerá rutas de flujo interior en las zonas comunes para evitar el cruce de personas.

Además estarán canceladas las áreas comunes, de atracciones y de comida o “food court”.

Manejarán horarios normales

En tanto que las tiendas que tienen acceso por la calle usarán esta puerta como entrada y salida y mantendrán cancelada la puerta que da entrada al centro comercial. El horario será el normal de operaciones.

Señaló que cada establecimiento será responsable de que sus clientes y empleados traigan cubrebocas y cumplan con todas las medidas; de no hacerlo, al propietario del establecimiento se le aplicarán las sanciones previstas en la ley del uso del cubrebocas y otras disposiciones.

Mientras que para el comercio formal organizado fuera de centros comerciales se estableció que pueden abrir operaciones a partir de este momento, siempre y cuando cumplan también con los lineamientos adicionales a los protocolos ya establecidos, entre ellos aforo del 25 por ciento sin incluir empleados.