'Pensé en mis hijas... y en sobrevivir'

Con todas mis fuerzas me levanté y lo arrastré; me lo llevé pellizcado en la espalda, dice hombre atacado por jaguar

Francisco Córdova
El Diario de Chihuahua
viernes, 05 abril 2019 | 07:46
Gabriel Ávila/ El Diario

Chihuahua— Luego del ataque sufrido por un jaguar el pasado miércoles en el fraccionamiento Misiones, Armando Flores, trabajador de la construcción fue dado de alta del hospital por lo que ya se encuentra en su casa, desde donde narró para El Diario los momentos de pánico que vivió al ser atacado por el felino.

Aseguró que al momento del ataque no sentía dolor, sólo adrenalina por salvar su vida, ya que peleó con el animal mientras que en sus pensamientos estaban sus hijas.

Flores explicó que ya tenía una semana laborando en el lugar.

Agregó que además de la barda instalarían una malla eléctrica; fue en el momento cuando él colocaba el estuco que el animal ya había “escarbado” en la inclinación del cerro que hay detrás de los domicilios, por donde logró escapar, por tercera vez -según han documentado vecinos-, pero esta vez para atacarlo.

“Uno de los trabajadores me gritó: -¡cuidado!-, ¿cuidado por qué?, pensé, cuando me bajé del andamio en el que andaba, brinqué y cuando caí me brincó el animal y me cayó en la espalda.

Me levanté y me volvió a caer, estuve forcejeando con él y no podía levantarme. Hasta que con todas mis fuerzas me levanté y lo arrastré, me lo llevé pellizcado en el lomo”, comentó.

Luego de que alcanzara a levantarse y correr entró al domicilio, donde, señala, había unas escaleras que bajó con el jaguar en la espalda.

“A la mitad de los escalones lo sacudí y lo aventé. Se cayó el animal, rodó para abajo y medio se atarantó y salí corriendo. Pero no hallaba donde meterme”, añadió.

Luego de esto salió de la casa y se subió a una camioneta, donde el jaguar alcanzó a morderlo de nueva cuenta en el brazo, y mientras él intentaba desprender las fuertes quijadas y sacar los colmillos de su brazo llegó la dueña del felino, quien logró que lo desprendiera.

Este es el segundo incidente que Flores describe como cercano a la muerte, ya que anteriormente había sido golpeado brutalmente y amenazado con un arma, por lo que señaló que en esos momentos sólo podía pensar en sus hijas, sobre todo la menor que aún depende económicamente de él.

El trabajador desaprobó desde un punto de vista personal que las personas tengan estos animales como mascotas.

Sobre los daños que le fueron causados comentó que espera llegar a un acuerdo para que se le pague los días en que no podrá laborar, ya que dice no quiere demandar a los dueños para obtener dinero, sino simplemente los gastos médicos y sus días de incapacidad.

A pesar de que en redes sociales surgió un comentario de una de las personas que se identifica como dueño acusándolo de haber provocado al jaguar se deslindó totalmente de ello, pues dijo que en ningún momento interactuó con el jaguar, sino que se dedicó a trabajar.  


[email protected]