Estado

Pasan de compartir ‘el pan y la sal’ a los desencuentros

La relación del Gobierno del Estado con la Federación se modificó tras el conflicto por el agua y la expulsión del delegado federal de las mesas de seguridad

Archivo/El Diario

Salvador Castro
El Diario de Juárez

sábado, 03 octubre 2020 | 06:00

La declaración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de que “ya basta de hipocresía y hay que llamar las cosas por su nombre”, hace clara referencia a la relación que ha mantenido con el gobernador del estado, Javier Corral, que pasó del exceso por tratar de congraciarse con él hasta la manifestación de que es un mandatario que siembra el odio. 

“Esta mañana invité al presidente a compartir el pan y la sal. En mi casa de Ciudad Juárez le ofrecí un modesto pero sabroso desayuno, en el que preparé frijoles de la olla, y también le hice rayadas de Parral!!!”, escribió el gobernador Javier Corral Jurado en una publicación en redes sociales el 11 de enero de 2020.

Ese día, durante su visita a esta ciudad en la conferencia “mañanera” realizada en la Guarnición de la Plaza, el mandatario estatal elogió las bondades del Insabi y del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Desde el inicio del gobierno del presidente López Obrador, nosotros fuimos uno de los primeros estados que abiertamente dijo que iríamos en esa estrategia, por lo que queremos apostarle a vencer todos esos intereses que ya el presidente ha descrito con mucha claridad”, expresó.

Más tarde, en un evento ante empresarios, el gobernador manifestó públicamente su gratitud hacia el presidente de México. 

“Andrés Manuel López Obrador es el presidente que históricamente más veces ha visitado Chihuahua”, dijo.

Meses más tarde, el 8 de julio del 2020, Corral Jurado alabó la colaboración del presidente López Obrador y del Gobierno federal para que se realizara la detención en Florida, Estados Unidos, con fines de extradición del exgobernador César Duarte Jáquez.  

“La detención del exmandatario César Duarte es un triunfo para todos los chihuahuenses y es una muestra de la colaboración que existe entre el Gobierno estatal y el federal más allá de las diferencias políticas y que los une el fin común del combate a la corrupción y así quedó demostrado”, declaró el gobernador.

Sin embargo, con los desencuentros por el tema del agua y la expulsión del delegado federal Juan Carlos Loera de la Rosa de las mesas de seguridad, el mandatario cambió la tónica de sus declaraciones sobre su relación con el presidente y el Gobierno federal. 

“No hemos dejado de buscar establecer un diálogo con la Federación, es falso lo que ha dicho el presidente López Obrador de que no hemos solicitado tener comunicación con ellos, ya pedimos incontables veces hablar con él”, manifestó el gobernador el pasado 26 de septiembre.

Al referirse al tema del agua, señaló que no han sido apoyados. “Durante varios meses nos quedamos solos con el conflicto, negociando con los productores; a nosotros fue a quien nos tomaron casetas, oficinas, bloquearon carreteras… vamos a seguir trabajando con los agricultores en una propuesta de solución definitiva”, expresó.

Durante el reciente encuentro de la Alianza Federalista en la que participan los gobernadores panistas, señaló que “el Gobierno federal pasó de la esperanza de un cambio profundo a la libertad amenazada a través de una postura que se ha asumido en la Presidencia de la República bajo la primicia de ‘estás conmigo o estás en mi contra’”.

En otra declaración dijo que las diferencias con el presidente y el Gobierno federal podrían traerle represalias. 

“Yo quisiera pensar que no habrá represalias para el Gobierno de Chihuahua y para el pueblo de Chihuahua con motivo de la confrontación que se ha tenido con el Gobierno federal”, manifestó.

Sin embargo, en una rueda de prensa afuera del Palacio de Gobierno de la capital de Chihuahua, señaló: “Lo primero que hay que lamentar es la tragedia de México. Haber pasado de un presidente corrupto y corruptor, como lo fue Peña Nieto, a un presidente que siembra el odio, que manipula y falta a la verdad, y ése es el presidente López Obrador”.