Padre de Ivannia no estaba en tiro de mina

Confirma FGE muerte

De la Redacción/
El Diario
viernes, 23 agosto 2019 | 06:00
|

Chihuahua— Ninguno de los cinco cuerpos encontrados en un tiro de mina en Aquiles Serdán corresponden a Luis Martín Perea López, padre de la estudiante de la UACh, Ivannia Perea Prieto, informó la Fiscalía Zona Centro, por lo que habrán de continuar con las indagatorias para determinar su ubicación.

Asímismo, Carlos Mario Jiménez, fiscal de la Zona Centro, confirmó que los restos de un cuerpo de mujer sí pertenece a Ivannia Perea Prieto, quien desapareció desde el 25 de julio junto con su padre, Luis Martín Perea.

La joven fue localizada el pasado sábado en un tiro de mina de la comunidad de Santo Domingo, municipio de Aquiles Serdán, junto con otro cuerpo y restos de por lo menos tres personas más.

El fiscal confirmó que fue alrededor de las 13:00 horas de ayer cuando se hizo la entrega del cuerpo a los familiares; sin embargo, no estableció las causas de la muerte de la joven.

Familiares de la joven confirmaron en redes sociales el deceso de Ivannia y pidieron por su descanso eterno. “Mi Sobrina Ivannia ya goza de la presencia de Dios, agradezco mucho por sus oraciones y su preocupación desde el momento de su desaparición. Gracias por estar al pendiente. Te vamos a extrañar mucho hermosa, descansa en paz. (Sic.)”, posteó una de sus tías en Facebook. 

Luego del hallazgo de los cuerpos, la FGE informó que debido al estado en el que se encontraban no era posible determinar su identidad y tendrían que esperar los resultados de las pruebas de genética, pues trascendió que se pudiera tratar de Ivannia y de su padre.

El 25 de julio, seis días después de su cumpleaños número 19, Ivannia salió de su casa ubicada en el fraccionamiento Jardines Universidad, para asistir al trabajo, al tiempo que se despedía de su padre, quien ese momento hablaba por teléfono.

Una vez afuera de la vivienda, la joven fue abordada por varios hombres quienes la sometieron y la subieron a su propio vehículo, siendo este un Camaro 2016; tras escuchar los ruidos, Luis Martín Perea salió de la casa para ver qué sucedía y también fue sometido por los captores y se lo llevaron en su propio vehículo, un BMW modelo 2012.

Al no tener contacto con ellos durante la mañana de ese día, familiares acudieron a la vivienda y se percataron que las puertas estaban abiertas, al entrar, encontraron destrozos y se percataron que faltaban algunos objetos de valor, pues al parecer los captores quisieron simular un asalto.

Ante esto, acudieron a la Fiscalía a presentar el reporte de la desaparición de Ivannia y Luis Martín, pero no fue hasta diez días después de los hechos cuando la FGE publicó las pesquisas, de acuerdo con familiares esto se hizo para no alertar a quienes los habían privado de la libertad.

Luego de varios días, la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, realizó un rastreo en el municipio de Aquiles Serdán ante el reporte que recibieron de que en aquella zona podría haber cuerpos abandonados, la búsqueda se dirigió hacia un tiro de mina en Santo Domingo, mismo que de acuerdo con el fiscal César Augusto Peniche Espejel, tiene una profundidad superior a los 500 metros y los trabajos de rescate no fueron sencillos, ahí se localizaron dos cuerpos, un femenino y otro masculino, así como restos de por lo menos tres personas más.

Durante toda esta semana, la FGE se abstuvo de confirmar que uno de los cuerpos encontrados pertenecía a Ivannia, pues a simple vista no se podría esperar y se tendría que esperar a las pruebas genéticas que tardarían entre siete y treinta días, según expresó el fiscal Peniche.

Fue hasta ayer, alrededor de las trece horas, cuando se hizo la entrega del cuerpo de Ivannia a sus familiares para proceder a su sepultura; mientras las indagatorias continúan para localizar a su padre Luis Martín, de 48 años.